Restauración Espiritual Del Creyente (Como ser restaurado por Dios)

Viviendo tiempos de restauración que nos llevan al crecimiento espiritual
Viviendo tiempos de restauración que nos llevan al crecimiento espiritual

Título: Viviendo tiempos de restauración que nos llevan al crecimiento espiritual

Base Bíblica: Hechos 3.12; Tito 1:5; Isaías 40.2, 4-8; Joel 2:21-26

Introducción:

La que estamos viviendo es una etapa crucial para la Iglesia. Dios se está moviendo poderosamente para traer restauración. Creyentes que hasta el momento han caminado sin compromiso, experimentarán transformación. La disposición de corazón para el mover del Señor es fundamental en este proceso.

Él hará algo especial, y de hecho ya comenzó. Usted puede ser parte de esa transformación y crecimiento hacia una nueva dimensión de fe y de poder espiritual. Ya se cumplió el tiempo oportuno y debemos ser entendidos de los tiempos que vivimos hoy. 

I. La iglesia está llamada a experimentar una restauración plena

1. Estamos viviendo la restauración que Dios prometió a la iglesia a través de sus apóstoles y profetas (Cf. Hechos 3.12)

            a. Dios corregirá lo deficiente (Tito 1:5)

            b. Dios reedificará las ruinas antiguas

            c. Dios levantará los cimientos de generación en generación (Isaías 58:12)

2. Ya se cumplió el tiempo oportuno para la restauración de Su pueblo y Dios está preparando todo (Isaías 40.2)

3. Todo lo que humanamente impide la restauración de la iglesia está siendo modificado en el plan de Dios (Isaías 40:4-8)

4. El pueblo que camina en la voluntad de Dios es entendido respecto de los tiempos que estamos viviendo y colaborará con sus planes.

II. Debemos entender los tiempos de restauración que estamos viviendo

1. Hemos sido llamados a una experiencia maravillosa, de esperanza, crecimiento y enriquecimiento espiritual (Efesios 1:18)

2. El Espíritu se moverá con poder para traer cambios, transformación y sanidad en todos los órdenes como ocurrió con el paralítico de Betesda (Juan 5:3, 4)

3.  Preparémonos para disfrutar el torrente de las delicias de Dios (Salmo 36:8)

4. Del interior de todo creyente brotarán ríos de agua viva (Juan 4:14)

5. Del trono de Dios fluirá el manantial de la vida (Salmo 46:4)

“Sólo hay una manera en que la iglesia de hoy puede administrar la gloria postrera y es haciendo lo mismo que los apóstoles de Cristo. Dios le dio una vida a la iglesia y es la vida del Espíritu.

El Señor le asigna una guía a la Iglesia: El Espíritu Santo. La restauración de Israel es volverse a Cristo y la restauración de la Iglesia es vivir según el Espíritu.”(Juan Radhamés Fernández. “Manual de vida en el Espíritu”. Editorial Vida. EE.UU. 2013. Pg. 16)

6. Dios hace grandes obras y maravillas en medio de Su pueblo, que se tornan evidentes cuando se mueve Su Espíritu (Joel 2:21-26)

III. Disponer nuestro corazón para el mover del Espíritu Santo nos prepara para la restauración

1. Es necesario creer, conocer y entender el mover de Dios en medio de nosotros

2. ¿Se ha preguntado por qué Dios está haciendo hoy su obra por el Espíritu Santo?

a. Porque Dios es Espíritu (Juan 4:24)

            b. Para que seamos un Espíritu con Dios (1 Corintios 6:17)

            c. Porque a Dios debemos adorarlo en espíritu (Juan 4:245)

            c.1. El Reino de Dios ha llegado a nosotros (Mateo 12.28)

            c.2. El Reino de Dios está con nosotros (Lucas 17.21)

“A Dios hay que aceptarlo y creerlo como él se ha revelado, y no como nosotros lo concebimos o lo interpretamos. Por ejemplo, si Dios siempre se relacionó con su pueblo a través de un pacto, entonces es necesario entender esta conducta divina para poder caminar bien con Él.

Muchas veces erramos y nos confundimos porque no servimos al Señor de acuerdo con lo que Él establece, sino a lo que nosotros pensamos. Somos tardos para entender y renuentes para seguir sus instrucciones. Tenemos una seria incapacidad para seguir direcciones y por eso se nos dificulta caminar con Dios.”( Juan Radhamés Fernández. “Manual de vida en el Espíritu”. Editorial Vida. EE.UU. 2013. Pg. 16)

3. Dios nos da revelación de cómo movernos en el Espíritu (1 Corintios 2:7-13)

4. El apóstol Pablo enfatizó en la importancia de vivir conforme al Espíritu (Efesios 6:9,10; 3:5)

5. Dios se hizo carne para que nos pudiéramos comunicar con Dios en espíritu (Juan 1:14; 3:6)

Conclusión:

Todos los seres humanos estamos llamados, de un lado a conocer a Dios pero de otra parte, a experimentar un crecimiento permanente. No podemos estancarnos. Nuestra experiencia con Cristo es dinámica.

La forma de lograrlo es caminando con el Espíritu de Dios. Es posible ya que por la obra del Señor Jesús, nuestro espíritu se convierte en morada del Espíritu Santo y puede mantener íntima comunión con Él.

Hoy es el día de evaluar cómo está nuestra vida de fe y comprometernos con Aquél que nos puede llevar al crecimiento personal y espiritual: nuestro amado Padre celestial.

© Fernando Alexis Jiménez

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!