Vacuna: Anti- Divorcio


Vacuna: Anti- Divorcio Un buen matrimonio debería ser como la buena música, apasionado, armonioso, que perdure en el tiempo. Pero resulta que casi el 60 % de los matrimonios de hoy en día terminan en divorcio?¿Recuerdan la ilusión que ambos tenían hace un tiempo cuando preparaban su boda?¿Recuerda cómo latía su corazón cuando supo por primera vez que su pareja lo ama?¿Era una ilusión? ¿Estábamos enamorados? ¿Qué pasó con esos sentimientos?

Sin embargo, ahora han surgido pequeños problemas y parece que la felicidad ya no es la misma, que su unión no está tan fuerte. El matrimonio siempre implica retos: si ambos no se preocupan por cuidar, respetar y mantener optimista al amor que los ha unido, se puede caer en una rutina que mata el vínculo que acaban de nacer y consecuentemente los lleve a una crisis. ¿Que puede provocar crisis en un matrimonio?


1.- Expectativas exageradas: Esperamos demasiado del otro y nos creamos falsas expectativas sobre lo que es o lo que hace, pidiendo cosas complicadas que bastarían para hacer huir a todos nuestros amigos si nos mostráramos con ellos tan exigentes como lo hacemos con nuestra pareja.


2.- Falta de Comunicación: A veces se detiene el diálogo por miedo a herir o a ser heridos. Antes o después todos los esposos(as) se preguntan: «No sé si me querría igual si tuviera el valor de decirle abiertamente lo que pienso o siento dentro».


3.- Deseo de cambiar al otro: La mayor parte de los matrimonios empiezan a hacerlo casi al momento de casarse y se empeñan en modelar o cambiar a su pareja. Y se discute por culpa de las mismas características o cualidades que nos habían hecho escoger a la pareja.


4.- El nacimiento del primer niño: A menudo el primer peligro verdadero para la paz del matrimonio llega con el primer hijo, donde alguno de los dos, pone en el niño todo su interés, ignorando al otro. ¿Podrán entender los padres que la paternidad o la maternidad se pueden transmitir mientras la unidad matrimonial continúe? ¿A darse cuenta de que sólo podrán garantizar a su niño amor, seguridad, aceptación y calor humano si siguen creciendo en su amor entre marido y mujer? El peligro lo corre sobre todo la mujer, con el riesgo de convertirse exclusivamente en madre. Por su parte, el padre podría pensar más en cómo aumentar los ingresos mensuales que en cultivar la relación de pareja.


 5.- Cuando faltan las pequeñas muestras de amor: Descuidar las pequeñas atenciones cotidianas una vez casados, cosas que durante el noviazgo eran la regla: detalles, palabras dulces, muestras concretas de afecto, mimos, caricias, etc.


6.- Cuando no se tiene tiempo para estar juntos: Se entra en crisis porque no tienen tiempo para estar juntos, para mirarse a la cara, para hablarse, para salir juntos solos. Nada podrá sustituir nunca el tiempo de estar juntos. Ni el dinero, ni los nuevos electrodomésticos, ni las joyas, ni las pieles, ni una casa más bonita, ni una cuenta bancaria más abultada, etc. podrán sustituir el tiempo pasado juntos escuchándose, amándose, compartiendo, etc..


7.- Pretensiones: Pretender que si uno ama de verdad, tendría que saber lo que el otro necesita. Es lo que llamamos «pretensiones de telepatía». Por lo que quizá sea más útil declarar nuestros deseos de manera abierta y exacta. Quien te ama de veras tiene derecho a que le informes exactamente que deseas. Otra idea: es un error pensar que pedir disculpas lo borra todo. Porque las disculpa son palabras. Mientras que son más importantes las acciones correctivas.

También te puede interesar:
GEDEÓN Y LOS 300 - "La Buena Batalla" De 32.000 a 300

 8.- El Dinero: Como el pago para la casa, el presupuesto para la comida, diversiones y gastos que agobian y las finanzas, lamentablemente representan hoy en día un porcentaje importante por el cual muchos matrimonios terminan. Sintomatología de que el virus del divorcio esta cerca: Sensación de que el amor va y viene, con días en que uno siente que ama a su pareja, y otros días en que uno está seguro. Tener dudas serias, en el sentido de que nos preguntamos si no valdrá la pena volver a empezar con otra persona, y entonces miramos alrededor y vemos gente feliz y sentimos poco a poco el deseo de otro compañero. (Conocemos en el trabajo o en otro lugar a alguien que tiene nuestros problemas y nos sale espontáneo hablar con esa persona, y en un santiamén nos arrojamos uno en brazos del otro.) Dificultad creciente de comunicar o peor, no hablar nada durante varios días. Sensación de que es el otro quien pone en crisis el matrimonio, no nosotros. Nos limitamos a existir uno junto al otro, aplastado cada uno por una enorme soledad que nos lleva a la idea de la incompatibilidad y de que no vale la pena hacer nada para superar esa crisis: «¡Somos incompatibles, y punto» Y cada cual empieza a ir por su cuenta, comunicando poco, nos vamos a nuestro rincón a cultivar nuestras aficiones, lecturas, juegos con amigos, etc.


 Los problemas sexuales: el marido se lamenta de que la mujer es frígida; ésta replica que no se siente amada, al no despertar deseo en el, etc. (Es conveniente decir que la esperanza es lo último que se muere, incluso en las parejas). Aquí comienza la infidelidad, que hoy está tan de moda.


Aquí inicia la muerte del matrimonio, y el divorcio se convierte en la solución para todo. Y por ironías de la vida, casi siempre la nueva pareja tiene las mismas características que la antigua, de la que nos acabamos de separar; y todo vuelve a empezar otra vez. Muchas veces las segundas nupcias funcionan, pero podemos asegúrales que es porque nos hemos puesto a trabajar en nosotros mismos y hemos puesto en el nuevo matrimonio la comprensión que debíamos haber puesto en el primero.


Diez Recomendaciones para Triunfar en el Matrimonio


¿Qué podemos hacer al respecto? Todos nos casamos por las mismas razones. ¡Soñamos construir una vida juntos, una carrera brillante y mimar hijos, para pasar el resto de nuestras vidas con la persona que hizo que nos sintiéramos en las nubes! Sin embargo, esos sueños suelen desvanecerse bajo el peso de miles de presiones diarias. Quisiéramos compartir con ustedes las diez recomendaciones para ayudar a hacer crecer ese sentimiento amoroso con su pareja. Si pueden, lean esto en voz alta juntos. Si aun no te has casado, pero tienes un compromiso o te divorciaste, igual puede sacar mucho provecho de leer estas recomendaciones.


“ R • E • C • O • M • E • N • D • A • C • I • O • N • E • S ”


1.- Escúchense el uno al otro: La comunicación siempre es el problema número uno en las encuestas. La mayor debilidad en la comunicación es el problema de dar una respuesta demasiado rápida. Otorgamos un gran valor a nuestras parejas cuando nos escuchamos el uno a otro profundamente sin dar una respuesta demasiado rápida que crítica o da consejos (dos cosas a las que todos temen). El escuchar lubrica el matrimonio y baja la fricción.

También te puede interesar:
GEDEÓN Y LOS 300 - "La Buena Batalla" De 32.000 a 300

2.- Pasen tiempos a solas, juntos: La cuestión es el tiempo ¿quién lo obtiene? La forma en que pasamos nuestro tiempo revela lo que es realmente importante para nosotros. Las parejas que triunfan pasan tiempo juntos. Leen juntos. Desarrollan intereses compartidos, como jugar, caminar o ver obras de teatro.


3.- Tóquense: Las parejas triunfan cuando se tocan. Se abrazan, se estrujan, se hacen mimos, se acarician, se toman de las manos, se rodean con los brazos y se sientan lo suficientemente juntos como para tocarse cuando están frente a la TV o en una reunión. El toque no sexual conduce a la verdadera intimidad. También es sinónimo de Triunfo cuando se disfruta del sexo, frecuentemente.


4.- Aliéntense mutuamente: Las palabras de aliento son el alimento del corazón, y todo corazón es un corazón hambriento. Todos necesitamos ser levantados cuando estamos decaídos, pero las parejas más exitosas lo hacen con mucha mas frecuencia. Las parejas deben crear un entorno positivo. Se transmiten elogios. Nunca dejan pasar una oportunidad para expresar su aprecio: «Me encanta la forma que te arreglas el cabello», «Gracias por resolver siempre todo, eres un Gran Papá».


5.- Acéptense incondicionalmente: Un hombre bajo presión dijo: «La razón por la que amo a mi perro es porque él me ama no importa lo que haga.» El amor es la aceptación incondicional. Este es un fundamento crucial en los matrimonios exitosos. La necesidad más intensa de todo hombre y mujer es estar en una relación con una persona que realmente se interesa por él o por ella. Las parejas felices no sienten que tengan que simular para ser amadas. No sienten que serán rechazadas si no cumplen con un conjunto de normas. La intimidad significa que «yo sé quién eres en el nivel más profundo, y te acepto tal y como eres».


6.- Comprométanse el uno con el otro: Las parejas exitosas se comprometen a resolver los problemas. La palabra «divorcio» no se permite ni se pronuncia, no importa cuán alterado o enojado se llegue a estar, no es un opción disponible. Ya hay un plan sobre cómo manejar los conflictos. Han hablado sobre temas de cómo en vamos a conversar en condiciones pacíficas. Tratan de dejar de lado los temas menores. Oran el uno por el otro, usted tal vez sea la única persona en todo el mundo que esté orando regularmente por su pareja.


7.- Ocúpense de su futuro financiero juntos: Los problemas de dinero crean mucha tensión en el matrimonio, mas que cualquier otra amenaza externa. La cuestión es esta: ¿está bien gastar tanto en mantener un estilo de vida hoy que su pareja se verá forzada a abandonar cuando usted haya partido? Las parejas exitosas han resuelto vivir bien dentro de sus posibilidades. No se metan en deudas. «La deuda es estúpida.»


8.- Ríanse juntos: El antídoto para el aburrimiento en el matrimonio es el humor jovial. Si su pareja cuenta un chiste, ¡Ríase! (aunque no tenga gracia). Si ninguno de ustedes es cómico, asegúrese de ver películas cómicas y estar con amigos divertidos.


9.- Tu eres la prioridad de mi vida: La única persona con la que usted puede contar para que lo apoye siempre es su pareja. La regla por sobre todas las reglas para el matrimonio es: «Después de Dios, pero antes que todos los demás, esta mi pareja que es la prioridad en mi vida”. No dejen que nadie ni siquiera sus hijos, pero especialmente sus padres (y suegros) se interponga entre ustedes.

También te puede interesar:
GEDEÓN Y LOS 300 - "La Buena Batalla" De 32.000 a 300

10.- ¿Sabes, eres mi mejor amigo (a)?: La última señal de intimidad es compartir nuestras alegrías secretas. Las parejas felices se dedican a pasar tiempo juntos como amigos. Se comparten secretos mutuamente. Disfrutan de la compañía del otro. Se dan cuenta de que son los únicos que están en esto. Oren Juntos: Señor Dios, te agradezco por mi pareja. Deseo que tengamos un matrimonio feliz y exitoso todos los días de nuestra vida. Señor, confieso que necesito trabajar en las siguientes áreas (nómbrelas). Dame el deseo y el poder para ser el tipo de pareja que sé que Tú y mi esposa/esposo desean que yo sea. Ayúdame a ser una bendición para el o ella. En el nombre de tu hijo amado Jesús. Amén.


ALGUNAS SUGERENCIAS … Conteste cada uno: ¿En cuáles de estas diez recomendaciones ha usted «invertido tiempo, dinero o esfuerzo» en su matrimonio? ¿Cuáles de ellas le gustaría mejorar, y en cueles esta dispuesto a desarrollar inmediatamente?¿Cuándo va a comenzar a aplicarlas desde hoy?


En Conclusión:


El matrimonio es el máximo potencial de la relación humana. La Biblia dice que «dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne» (Génesis 2:24). En otras palabras, de alguna forma tiene lugar una «unión» mística en la que nos convertimos misteriosamente en «una sola carne» ante Dios. Ninguna otra relación humana puede acercarse a esta.Cuando haya terminado la fiesta y el papel crepé esté cayéndose y los sombreros de fiesta estén tirados por el piso, los hijos hayan crecido y se han marchado, y todos sus amigos se hayan jubilado o mudado, habrá sólo dos mecedoras una al lado de la otra.


Asegúrense de «invertir» el uno en el otro hoy para que puedan disfrutar plenamente esos tiempos especiales juntos y para siempre.¿En cuál de estas áreas, le gustaría «invertir» en su matrimonio en los próximos días?* Jorge y Blanca de Velásquez, son conferencistas profesionales de sólido prestigio internacional, que están interviniendo en los temas de las relaciones humanas para diversos campos. Ellos vivieron el divorcio en relaciones anteriores y han estudiado profundamente cuales son las cualidades y características para vacunarse contra ese mal. Tienen el ánimo de ayudar a otros a iluminar otros matrimonios.


Participan Activamente del Ministerio de Matrimonios en la Iglesia Cristiana Filadelfia, y son egresados del programa “Matrimonios para toda la Vida” del Ministerio Internacional de Matrimonios.Recuerde un niño no se vacuna por que este enfermo, se vacuna para que no se vaya a enfermar.Vacúnese su familia puede ser la próxima victima del divorcio.


Este año ellos han iniciado la campaña de Vacunación con varios exitosos eventos y ahora nos ofrecen:Una Conferencia Interactiva abierta al público “Vacuna Anti – Divorcio” en el Anfiteatro del Hotel Maracay el próximo 19 de Noviembre de 2005, si desea mas información escriba a seminarios-jv@cantv.net o llame al 0416-1621847, 0414-6155467, Telfax: 0261-7860048 Fijo 0261-7192642

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!