FAMILIA

Siendo los Padres que Dios quiere que seamos


Nunca nadie a tenido ni tendrá un manual de cómo ser un buen padre, pues ser padre no se puede dar un procedimiento así como se le da en las empresas para poder desempeñarse, lo único que podemos hacer es tomar el único manual para la vida que siempre nos dice  como podemos hacer o actuar ante diferentes situaciones y esta es la palabra de Dios.



Hoy en día una de las principales causas de rebeldía y vandalismo lo provoca la mala educación recibida de parte de los padres ya que lo que nos corresponde a nosotros hacer lo hemos delegado a terceros como, maestros trabajadoras domesticas o hasta hermanos o nuestros mismo padres y nuestros hijos crecen con una imagen de poca autoridad y falta de control que luego se manifiesta en grupos de pandillas y vandalismo.


 


Efesios 6:4


4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor ”.


 


Cuando nos llama a no provocar a ira a nuestros hijos nos quiere decir que no los pongamos a discutir con ellos, el padre que tenga que corregir que lo haga siempre dentro de los parámetros de la disciplina y la formación y no con cólera ni enojo.


La disciplina es parte de todo ser humano el no vivir en un regimen donde tenga parámetros de conducta para desenvolverse le trae a desobediencia, la disciplina nos dice las normas y esas normas las ponen los padres dentro del hogar y los cuales son llamados a supervisar el cumplimiento de dichas normas.


 


Proverbios 15:32


32 El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; Mas el que escucha la corrección tiene entendimiento.”


 


Muchas veces nosotros de padres dejamos de nuestros hijos rompan nuestras normas o peor aun nosotros no ponemos normas dentro de nuestros hogares así que ellos crecen sin valores y sin disciplina, pues los padres fallaron al construir su hogar.


Siempre nuestros hijos prueban hasta donde ellos pueden llegar y van probando a los padre y si ellos son flojos desde el principio la situación se saldrá dentro de poco de su control.


El padre debe corregir y llamar la atención con amor y exhortándolos con la palabra de Dios.


 











 


Hebreos 12:6-7, 11


6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.


7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?


11 Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.


 


 


La disciplina bien aplicada se refleja en buenos hijos, lo primero que nosotros como padres debemos hacer es predicar con el ejemplo, pues nuestros hijos son como esponjas ellos absorben todo lo que miran y el primer reflejo que ellos tienen son sus padres y ellos se van a ir pareciendo a sus padres de acuerdo a los valores que ellos le formen.


Al hijo se le advierte dos veces a la tercera se le castiga, pero el castigo debe de ser correctivo,  primero se le explica por que fue que se va a castigar y luego que el esta consiente de su error se procede con el castigo.


 


Dicen que los pastores de Israel portan dos varas una se llama el callado que tiene una curva en el principio que es para dar dirección a sus ovejas y la vara que es mas pequeña y delgada  que es para castigarlas cuando se pasan de rebeldes.


 


Todo con amor y nada con enojo y siempre pidiendo la dirección de Dios poco a poco te acercaras al padre que siempre has deseado, recuerda tu reflejo tiene que ser el padre celestial que te ama.


 


 


EDWYN CORDÓN SABILLON


IGLESIA EVANGELICA MENONITA EL CALVARIO

SAN PEDRO SULA, CORTES, HONDURAS, CENTRAL AMERICA.


¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Leave a Comment