Remedios para la inflamación del bazo


El bazo es un órgano de forma ovalada y consistencia blanda situado en la parte superior izquierda del abdomen, justo por debajo del diafragma. Es el órgano que contiene mayor cantidad de tejido linfático del organismo.

Normalmente, el bazo no sobrepasa el borde de las costillas, por lo cual sólo es accesible a la palpación en aquellos estados patológicos en los que sufre un considerable aumento de tamaño.

Su peso varía según el individuo y la edad; en general, se sitúa alrededor de los 200 g en el adulto normal, pero puede llegar a 2 kg, e incluso más, en casos de enfermedad.

El bazo está rodeado por una cápsula fibrosa que emite hacia el interior del órgano una especie de tabiques ricos en tejido linfático que forman la denominada pulpa blanca.

Entre estos tabiques hay multitud de cavidades repletas de sangre venosa que constituyen la pulpa roja. En el interior del bazo se realizan intercambios de células sanguíneas, gases y otros elementos. De este órgano salen también vasos linfáticos que comunican con los ganglios* adyacentes.

El bazo está estrechamente asociado a la circulación sanguínea. Una de sus funciones es la de constituir una reserva de sangre: cuando en el organismo hay un déficit circulatorio debido a una gran hemorragia, a ejercicios violentos o a un colapso, el bazo moviliza su contenido sanguíneo hacia la red circulatoria realizando una autotransfusión.

Durante el período de vida embrionaria, hasta el quinto mes, el bazo produce glóbulos rojos y blancos, pero, a partir del nacimiento, sólo forma llnfocitos* y otras células inmunitarias. No obstante, si alguna enfermedad o traumatismo impide la formación de glóbulos rojos en las zonas habituales -en especial, la medula ósea-, el bazo recupera su función productora.

La misión principal del bazo es destruir las células sanguíneas viejas o enfermas, sobre todo los glóbulos rojos. Estas células liberan una Importante cantidad de hierro que el bazo almacena en su interior.

Durante los procesos infecciosos, este órgano contribuye a la formación de células productoras de anticuerpos y a la neutralización de los microorganismos y de las toxinas que éstos producen. Actúa también como depósito del exceso de colesterol

Este órgano puede sufrir de diferentes enfermedades e incluso se puede inflamar. Existen diferentes remedios caseros y naturales que se pueden emplear en caso que se presente.

Remedios populares

Remedio para la inflamación del bazo #1 Preparar una tisana con 20 gramos de hepática.en un litro de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar macerar por 12 horas. Colar y tomar durante el día. Esta planta no debe usarse fresca o recién colectada, sino perfectamente desecada. Este remedio no sólo limpia el bazo sino también el hígado.

Remedio para la inflamación del bazo #2 Realizar fomentos fríos de agua de manzanas para disminuir los dolores causados por la inflamación del bazo.

Remedio para la inflamación del bazo #3 Hay que usar la frángula con comedimiento, pues aunque es un remedio excelente, puede producir vómitos si se emplea la corteza fresca. En cambio, si se usa corteza de árboles de más de dos años, pueden tomarse de 15 a 30 gramos de corteza hervida en medio litro de agua: dos tazas al día, una en ayuna, y otra al acostarse. Este remedio no sólo ayuda al bazo sino que también es un excelente regulador de la función intestinal.

Remedio para la inflamación del bazo #4 Hervir 30 gramos de raíz deperejil en un litro de agua y en recipiente bien tapado, hasta reducirse el contenido del recipiente a las dos terceras partes. Este remedio ayuda en los casos de hinchazones del bazo y del hígado.

Remedio para la inflamación del bazo #5 Realizar una infusión de una cucharadita de trébol de agua en una taza. Tomar dos o tres veces al día.

Remedio para la inflamación del bazo #6 Verter una cucharadita de flores, hojas y tallos delgados de fumaria en una taza de infusión: dos al día. No sobrepasar esta dosis. Este remedio no sólo ayuda las funciones del bazo sino también del hígado

Remedio para la inflamación del bazo #7 Se hace una infusión de 20 gramos de hojas de lengua de ciervo o escolopendra.en un litro de agua de la cual se beben tres tazas al día.

Remedio para la inflamación del bazo #8 Cocer 150 g de semillas de lino en 500 mi de agua por 5 minutos. Colar y dejar que se seque. Luego meterlo en un saquito de algodón. Poner en la región dolorosa del bazo tan caliente como pueda soportarse, durante una media hora.

Remedio para la inflamación del bazo #9 Asar diariamente unas 10 castañas. Dejarlas enfriar un poco y comerlas cuando estén tibias. Este remedio no sólo es muy sencillo de preparar, sino que además tiene un sabor extraordinario y —lo que muy pocos saben— cura el bazo. Es imprescindible, sin embargo, asar las castañas al fuego (si no se tiene fuego de leña, se podrán asar en el horno extendidas sobre la bandeja).

Conozca también

Remedios para los ganglios inflamados

Remedios para el linfoma

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

Remedios naturales para el enfisema

Remedios para la tos

Remedio para dejar de fumar

Remedios naturales para la bronquitis

Remedios antiguos y medievales

Los tés e infusiones en los remedios caseros

Zumos combinados con plantas medicinales

jQuery(document).ready(function($){$.post(‘//www.cristianas.com/wp-admin/admin-ajax.php’,{action:’wpt_view_count’,id:’85’});});

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!