Remedios para bajar la testosterona en mujeres


Las hormonas se denominan “femeninas” o “masculinas” en función de cuáles son las que predominan en hombres y en mujeres.

Sin embargo, en ambos sexos se encuentran de unas y de otras, aunque lógicamente en distintas cantidades.

En el caso de la mujer, su concentración cambia dependiendo del momento y de la edad: en la adolescencia, durante un embarazo o en la menopausia se producen importantes cambios hormonales y las cifras pueden sufrir modificaciones muy notorias.

Pudiera pensarse que en el organismo femenino las hormonas propias del hombre -los andrógenos (testoterona)- no son útiles, sin embargo, diversos estudios han demostrado que sí son realmente eficaces también para ellas:Intervienen en la sensación de bienestar y permiten mantener un buen humor (sin altibajos repentinos) y la libido o deseo sexual en orden.
Ejercen un efecto favorable en la protección de los huesos, ya que contribuyen a que mantengan una correcta mineralización y no se debiliten antes de tiempo, lo que provoca fracturas.
Al parecer, ayudan a mantener la memoria y otras funciones cognitivas del cerebro. Sin embargo, a veces esa carga hormonal masculina rebasa los niveles normales en la mujer.

¿Qué ocurre entonces? Y sobre todo, ¿Por qué ese cambio repentino? Vamos a analizar estos dos puntos para que, si detectas signos sospechosos como acné repentino, la aparición de vello o una voz más grave, lo consultes con tu médico.

Dentro del grupo de los andrógenos se encuentra la testosterona, que es la hormona masculina más potente y la que tiene efectos “masculinizantes”. Cuando las cantidades de esta sustancia en la sangre de la mujer son más elevadas de lo normal, puede existir un trastorno como los siguientes:
Alteraciones en los ovarios: Suele ser la causa de este desarreglo en la mayor parte de los casos, y concretamente responde al llamado síndrome del ovario poliquístico (en este órgano aparecen pequeñas formaciones o quistes).

Mal funcionamiento de las glándulas suprarenales: Es el lugar donde se generan y crean las hormonas. Si sufren algún problema se altera su secreción.

Los dos factores anteriores a la vez: Es lo que los médicos denominan causas de origen mixto y combinan las dos situaciones anteriores.

Un exceso de grasa corporal: Entre las mujeres obesas puede darse lo que los médicos denominan “conversión periférica”, que consiste en que la grasa acumulada bajo la piel tiene la capacidad de convertir algunas hormonas en testosterona, con los efectos varoniles que esto conlleva.

Un tumor: Algunos de ellos, localizados en los ovarios o en las glándulas suprarrenales (situadas justo por encima de los riñones), producen andrógenos. Sin embargo, esta situación es poco frecuente y se suele detectar muy rápido, ya que la aparición brusca de esos tumores provoca la concentración de determinadas sustancias en la sangre que se pueden confirmar con un análisis sanguíneo, además de que dan síntomas muy llamativos.

Los síntomas de un exceso de testosterona en la mujer son: Acné, seborrea, hirsutismo o aumento del vello en determinadas zonas (sobre todo en el rostro), pérdida de cabello y, en ocasiones, cambios en la voz.

Esas son las señales más evidentes, aunque también se dan alteraciones de la función ovárica con menstruaciones alteradas, ciclos largos o anovulación (ausencia de ovulación), entre otros.

.

Remedios populares

Remedio para bajar la testosterona en mujeres #1: Verter 1 cucharada de hojas de salvia en una taza de agua que esté hirviedo y cubrir por unos instantes para que haga infusión. Luego, colar y tomar 1 vez al día hasta lograr reducir la testosterona.

Remedio para bajar la testosterona en mujeres #2: Lavar y picar un pedazo de raíz de zarzaparilla y hervir en medio litro de agua hasta que quede por la mitad. Luego, dejar refrescar, colar y tomar 2 veces al día hasta lograr bajar esta hormona.

Remedio para bajar la testosterona en mujeres #3: Consumir leche de soya preferiblemente 2 vasos al día.

.

Recomendaciones

Realizar cambios en la alimentación: Con frecuencia estas mujeres tienen sobrepeso u obesidad que les provoca resistencia a otra hormona -la insulina— que también resulta fundamental para el funcionamiento ovárico. Por ello, se aconseja cada vez más la pérdida de peso mediante una dieta sana y equilibrada, pobre en hidratos de carbono de absorción rápida y en la que se ingiera comida cinco o seis veces al día.

Quizás te interese conocer: Remedios para retardar y debilitar el crecimiento de los vellos

Realizar ejercicio: Si se hace con regularidad, ayuda a controlar el problema.

Efectuar exámenes de sangre períodicos para poder determinar si ha bajado esta hormona o si, por el contrario, se mantiene alta. Es importante no sólo medir la testosterona, sino también la proteína a la que se une para circular por el torrente sanguíneo, la SHBG.

.

Preguntas y respuestas

¿El exceso de testoterona en la mujer implica necesariamente esterilidad?

No en todos los casos, pero con mucha frecuencia es así. Hay que tener en cuenta que la causa de estas alteraciones muchas veces es el sobrepeso y la obesidad, que frenan la función de los ovarios. Por otro lado, cuanta más grasa acumulada hay, más andrógenos se producen.

Por eso, muchas pacientes vuelven a ser fértiles con tan solo corregirles su obesidad y evitarles los retrasos menstruales o la falta de ovulación. La mayoría puede tener embarazos sin problemas.

.

Conozca también

Remedios para vellos encarnados o enterrados

Remedios para la ovulación dolorosa o dolor de la ovulación (Mittelschmerz)

Remedios para los problemas de fertilidad.

Remedios naturales para el acné

Las algas para la salud y la belleza

12 ideas para retrasar el envejecimiento y mantener la salud

jQuery(document).ready(function($){$.post(‘//www.cristianas.com/wp-admin/admin-ajax.php’,{action:’wpt_view_count’,id:’19034′});});

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!