30 Versículos con Promesas de Dios para tu Vida

Las promesas de Dios siempre se cumplen porque él no miente.


Promesas de Dios en la Biblia

Las promesas de Dios siempre se cumplen porque él no miente. Dios hace muchas promesas en la Biblia para todos los que le aman.

Nuestro Dios es fiel y por eso podemos confiar que cumplirá todo lo que ha dicho.

1) 2 Pedro 1:4

2 Pedro 1:4

por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

2) Jeremías 29:11

Jeremías 29:11

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

3) Mateo 11:28-29

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

4) Isaías 40:29-31

El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. 40:30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; 40:31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

5) Filipenses 4:19

Filipenses 4:19

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Versículos de la Biblia acerca de las Promesas de Dios

6) Romanos 8:37-39

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

7) Proverbios 1:33

Mas el que me oyere, habitará confiadamente  Y vivirá tranquilo, sin temor del mal.

8) Juan 14:27

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

9) Romanos 10:9

Romanos 10:9

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

10) Romanos 6:23 

Romanos 6:23 

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Las promesas de Dios son poderosas y  muy verdaderas. Oramos a Dios para que estos versículos Bíblicos acerca de las promesas de Dios sean útiles y de impacto para los demás hoy.

No olvides que cuando Dios piensa en ti, siempre está pensando en alguien más. Si deseas compartir tus promesas bíblicas con nosotros, puedes ayudarnos a enriquecer esta lista de promesas en los comentarios que se encuentran en la parte inferior del escrito.

Te deseo las más ricas bendiciones del cielo para ti hoy y que el Señor de la gloria cumpla su propósito en ti.

Josué 1:9
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Jeremías 29:11
Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Isaías 54:17
Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.

Apocalipsis 21:4
Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Mateo 18:20
Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Apocalipsis 2:7
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

2 Crónicas 7:14
si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Malaquías 3:10
Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Jeremías 39:17
Pero en aquel día yo te libraré, dice Jehová, y no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes.

Más versículos sobre Las promesas de Dios

Romanos 4:21

y estando plenamente convencido de que lo que {Dios} había prometido, poderoso era también para cumplirlo.

Romanos 1:2

que El ya había prometido por medio de sus profetas en las santas Escrituras,

Salmos 77:8

¿Ha cesado para siempre su misericordia? ¿Ha terminado para siempre {su} promesa?

Hageo 2:5

«{Conforme} a la promesa que os hice cuando salisteis de Egipto, mi Espíritu permanece en medio de vosotros; no temáis.»

Hebreos 10:23

Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es el que prometió;

Hebreos 10:36

Porque tenéis necesidad de paciencia, para que cuando hayáis hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

Hebreos 11:13

Todos éstos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habiéndolas visto y aceptado con gusto desde lejos, confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.

Hebreos 11:33

quienes por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron bocas de leones,

Hebreos 12:26

Su voz hizo temblar entonces la tierra, pero ahora El ha prometido, diciendo: AUN UNA VEZ MAS, YO HARE TEMBLAR NO SOLO LA TIERRA, SINO TAMBIEN EL CIELO.

Santiago 1:12

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman.

2 Pedro 3:9

El Señor no se tarda {en cumplir} su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento.

2 Pedro 3:13

Pero, según su promesa, nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia.

Efesios 6:2

HONRA A TU PADRE Y A {tu} MADRE (que es el primer mandamiento con promesa)

¿Cómo se cuáles son las promesas de Dios para mí?


Respuesta: 
Hay literalmente cientos de las promesas de Dios en la Biblia. ¿Cómo podemos saber cuáles promesas se aplican a nosotros y cuáles promesas podemos reclamar? Para enmarcar esta pregunta de otra forma, ¿cómo se puede saber la diferencia entre las promesas generales y las promesas específicas? Una promesa general es una que el Espíritu Santo da a cada creyente en cada época. Cuando el autor escribió la promesa, él no estableció limitaciones de tiempo o destinatario.

Un ejemplo de una promesa general es 1 Juan 1:9, «Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad». Esta promesa se basa en la naturaleza del perdón de Dios y está disponible a todos los creyentes de todo el mundo.

Otro ejemplo de una promesa general es Filipenses 4:7, «Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús».

Esta promesa se hace a todos los creyentes que, negándose a preocuparse, traen sus peticiones a Dios (Filipenses 4:6). Otros ejemplos de promesas generales se podrían incluir el Salmo 1:327:1031:24Juan 4:13-14 (observe la palabra «cualquiera»); y Apocalipsis 3:20.

Una promesa específica es una que es hecha a personas específicas en momentos específicos. El contexto de la promesa usualmente deja claro quién es el destinatario.

Por ejemplo, la promesa de 1 Reyes 9:5 es muy específica: «yo afirmaré el trono de tu reino sobre Israel para siempre…». Los versículos anteriores y siguientes aclaran que Dios está hablando solamente al rey Salomón.

Lucas 2:35 contiene otra promesa específica: «y una espada traspasará tu misma alma.…».

Esta profecía/promesa fue dirigida a María y se cumplió en su vida. Mientras que una promesa específica no es para para todos los creyentes en general, el Espíritu Santo puede aún utilizar una promesa específica para orientar o animar a cualquiera de sus hijos.

Por ejemplo, la promesa de Isaías 54:10 se escribió teniendo en cuenta a Israel, sin embargo el Espíritu Santo ha usado estas palabras para consolar a muchos cristianos de hoy: «… pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará…»

Mientras el apóstol Pablo era guiado para llevar el evangelio a los gentiles, el afirmó la promesa de Isaías: «Te he puesto para luz de los gentiles, A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra» (Hechos 13:47).

La promesa de Isaías fue originalmente para el Mesías, pero en ella Pablo descubrió la guía del Señor para su propia vida. Cuando reclamamos una de las promesas de Dios en las escrituras, debemos tener en cuenta los siguientes principios:

1) Las promesas de Dios a menudo son condicionales. Busca la palabra «si» en el contexto.

2) Dios nos da promesas para ayudarnos a someternos mejor a su voluntad y confiar en él. Una promesa no hace que Dios se doblegue a nuestra voluntad.

3) No asumas saber exactamente cuándo, dónde o cómo es que las promesas de Dios se cumplirán en tu vida.

 

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!