Navidad en el bosque


Autor:
Silvia García

Edades:
Todas las edades

Valores:
espíritu navideño, gratitud

En un bosque lleno de grandes árboles y coloridas flores se encontraban multitud de animales, todos ellos revolucionados y alegres porque la Navidad había llegado a su tierra. Todos lo sabían porque los árboles se mantenían igual salvo el Árbol Blanco, llamado así por qué en esta época se llenaba de nieve que solo caía sobre él. Era el inicio de la Navidad para ellos el 25 de diciembre. ¿Y cómo celebraban los animales ese día? Pues con la Cena de las Ofrendas, donde cada animal llevaba escrito una especie de poema de agradecimiento por lo que la naturaleza y el resto de sus vecinos le habían ofrecido este año así agradecían al mundo lo que tenían.

El maestro de ceremonias era el señor Oso, que trepaba hasta la primera rama del Árbol Blanco e iniciaba la jornada.

-Maravillosos amigos, este año ha sido difícil porque muchos de nosotros hemos sufrido por la contaminación, los incendios, los vertidos, las visitas de humanos que no agradecen las cosas a la tierra como nosotros pero hemos conseguido mantener nuestro bosque bien y eso es lo importante. A mí me gustaría hacer la ofrenda a todas las abejas que hacen miel para mí. Muchas gracias, a las hierbas que hacen que tenga una bonita cama dentro de las cuevas y a las piedras de las cuevas que se mantienen fuertes y duras para poder darnos cobijo. Adelante amigos, disfrutemos todos juntos de la Navidad.

Todos los animales aplaudieron y uno a uno fueron subiendo a la rama del Árbol Blanco para mostrar su ofrenda. Al final del todo unían sus patas, revoloteaban o sacaban su cabeza fuera del agua para mover todos juntos el árbol y que la nieve cayera sobre sus cabezas. Era el signo de que habían cumplido con la Navidad y el bosque estaba contento por ello.

Al caer la noche llegaba el frío, pero todos los animales se quedaban charlando entre ellos esperando que la lluvia de estrellas plateadas cayera a su alrededor y pudieran pedir un deseo. La mayoría de ellos pedían siempre lo mismo: que el año nuevo les trajera un bosque limpio, con todos sus árboles, sus plantas, sus amigos y vecinos y su comida.

Nosotros los seres humanos que conocemos esta historia debemos de intentar ayudarlos para que lo consigan y el año que viene tengan una feliz Navidad, como nosotros.

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!