METFORMINA – Para qué sirve, Dosis, Usos y Efectos Secundarios


¿Qué es?

La metformina se utiliza con una dieta adecuada y un programa de ejercicio y posiblemente con otros medicamentos para controlar el nivel alto de azúcar en la sangre.

Utilizada en pacientes con diabetes tipo 2. El control de la hiperglucemia ayuda a prevenir el daño renal, la ceguera, los problemas nerviosos, la pérdida de extremidades y los problemas de función sexual.

El control adecuado de la diabetes también puede disminuir el riesgo de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

La metformina funciona ayudando a restaurar la respuesta adecuada de su cuerpo a la insulina que usted produce naturalmente. También disminuye la cantidad de azúcar que su hígado produce y que su estómago/intestinos absorben.

Para qué sirve

La Metformina es un medicamento que se utiliza para ayudar a adelgazar a personas con diabetes tipo 2, la que no requiere de tomar o inyectarse insulina. Controla el peso por disminución del apetito previniendo la tendencia a engordar, además de adelgazar si ya se tiene sobrepeso u obesidad. Sus aplicaciones directas son:

  • Diabetes Mellitus en pacientes que no dependen de insulina. Se diagnostica comunmente para la diabetes tipo 2.
  • Como preventivo de aumento de peso en personas que toman medicamentos antipsicóticos atípicos, como los usados para los trastornos bipolares, esquizofrenia y otras enfermedades.
  • Para mujeres con múltiples quistes en los ovarios, especialmente si presentan aumento de peso u obesidad.
  • Hígado graso no causado por bebidas alcohólicas.
  • Pubertad precoz. Se manifiesta por la presencia a muy temprana edad de vello púbico, además de un desarrollo prematuro de mamas y genitales.
  • Controla el nivel de triglicéridos.
  • Previene el Alzheimer.
  • Preventivo de cáncer de colon, próstatra y mamas.
  • Apnea del sueño, suspensión repetitiva de la respiración al estar durmiendo.
  • Testosterona alta.

La Metformina no es un producto hecho para adelgazar para el común de las personas, sino un medicamento especial para personas con sobrepeso u obesidad, ayudando a un mejor aprovechamiento de la insulina producida en el organismo. Su venta requiere de receta médica, pero aunque se vende sin ella, es necesario seguir los señalamientos médicos para evitar problemas graves debido a sus condiciones específicas de salud.

Presentaciones

  • Tabletas de 500 mg / 750 mg / 850 mg / 1000 mg como Metformina o Clorhidrato de Metformina, en cajas con 30, 40, 50, 60 o 100 piezas.

Son fabricadas por Apotex, Merk, Roche y otros, en nombres comerciales Dimefor, Dabex XR, Glucophage, Pre-Dial, Akspri, Aglumet y varias más, además de productos genéricos.

Dosis y usos recomendados por edad

Presentación10 – 16 añosAdultosVeces al día
Tabletas500 – 750500 – 1000 mg1 – 3

 *Consulta a tu médico para recibir el uso y dosis correcta.

El tratamiento debe iniciar a dosis bajas, ya que es al principio cuando se presentan las reacciones secundarias.

Si estas se agravan o no desaparecen en la segunda semana, se debe acudir al médico. La literatura médica considera como aceptable 500 mg para comenzar, pero con 250 mg se pueden obtener resultados notorios desde las primeras 2 semanas y sin que se presenten los efectos adversos.

Es conveniente comenzar tomando una tableta en el desayuno acompañando los alimentos, ya sea de 500 o más gramos, durante 10 o 15 días. Posteriormente, si no se detecta mejoría, se puede incrementar a 2 tabletas, esta segunda tomada durante la cena.

Si se está tomando la tableta de 500 mg, se puede seguir incrementando a 3, 4 y hasta 5 tabletas al día, pero solo la quinta será la que acompañe la comida al medio día, antes de ella será preferible incrementar la ingesta en el desayuno y luego la cena.

Si se toman pastillas de 850 o 1000 mg, la tercera complementará la dosis máxima y en este caso si será a la hora de la comida.

La dosis máxima para adolescentes al día es de 2000 mg, para adultos de 3000 mg.

El tratamiento puede ser usado durante toda la vida.

Cómo usar Metformina

Lea el Folleto de Información para el Paciente si está disponible en su farmacia antes de comenzar a tomar metformina y cada vez que obtenga un reabastecimiento. Si tiene alguna pregunta, consulte a su médico o farmacéutico.

Tome este medicamento por vía oral según las indicaciones de su médico, por lo general de 1 a 3 veces al día con las comidas. Beba mucho líquido mientras esté tomando este medicamento, a menos que su médico le indique lo contrario.

La dosis se basa en su condición médica, respuesta al tratamiento y otros medicamentos que pueda estar tomando. Asegúrese de informar a su médico y a su farmacéutico acerca de todos los productos que usted usa (incluyendo medicamentos recetados, medicamentos sin receta y productos herbales). Para reducir su riesgo de efectos secundarios (como malestar estomacal), su médico puede indicarle que comience a tomar este medicamento en una dosis baja y que aumente gradualmente su dosis. Siga cuidadosamente las instrucciones del médico.

Tome esta medicación regularmente para obtener el máximo beneficio de ella. Recuerde utilizarlo a la misma hora todos los días.

Si ya está tomando otro medicamento para la diabetes (como la clorpropamida), siga cuidadosamente las instrucciones de su médico para detener/continuar el medicamento antiguo y comenzar a tomar metformina.

Controle regularmente su nivel de azúcar en la sangre según las indicaciones de su médico. Lleve un registro de los resultados y compártalos con su médico. Dígale a su médico si sus mediciones de azúcar en la sangre son demasiado altas o demasiado bajas. Es posible que sea necesario cambiar su dosis/tratamiento.

Beneficios de la Metformina

Las investigaciones realizadas en los últimos años sugieren que la metformina tiene muchos otros beneficios positivos; que van más allá de controlar los niveles de glucosa en la sangre con un riesgo muy bajo de causar hipoglucemia.

La metformina para adelgazar

Basándonos en lo anteriormente mencionado, es natural pensar que en efecto la metformina funciona para adelgazar; puesto que sirve para controlar el nivel de azúcar en sangre.

Por si fuera poco, una de las características de ésta medicación es que logra que el avance de la comida desde el estómago hacia el intestino sea más lento. Por este motivo, se provocará una sensación de saciedad que perdurará por más tiempo; por lo que la sensación de necesidad de comer tardará más tiempo en llegar.

La idea de que la metformina sirva para adelgazar, si bien puede resultar efectiva, esta proviene de los mismos pacientes diabéticos que la emplean. Esto sucede, debido a que este medicamento les suele permitir lograr pérdida de peso debido a su propia enfermedad y todo lo anteriormente mencionado. No obstante, se debe recordar y señalar que son pacientes con diabetes tipo 2. Por ende, si una persona no padece este tipo de trastorno, no debería estar tomando este medicamento como suplemento para adelgazar.

Disminuye la producción y liberación de glucosa en el hígado

Un efecto importante de la metformina es la disminución en la producción y liberación de glucosa en el hígado. Cuando se usa en combinación con fármacos antidiabéticos como la sulfonilurea o insulina; la metformina también puede ayudar a minimizar el aumento de peso a menudo asociado con estos medicamentos. Puede disminuir el colesterol LDL (malo); reducir los niveles de grasa en la sangre; y reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Disminuye el riesgo de accidente cerebrovascular

Cuando es tomada por individuos tratados intensamente con sulfonilureas, al estimular la producción de insulina o insulina sola, la metformina también disminuyó significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular. Las sulfonilureas componen un tipo de medicamento oral que controla el nivel de glucosa en la sangre en pacientes con diabetes tipo 2.

La metformina ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer

La metformina también puede desempeñar un papel en la prevención del cáncer. Quizás no es muy sabido, pero tener diabetes tipo 2 es un factor de riesgo importante para desarrollar ciertos tipos de cáncer. Algunos estudios realizados en seres humanos sugieren que si una persona tiene diabetes y está tomando metformina, tiene un menor riesgo de desarrollar cáncer que si no la tomara.

En estudios realizados usando células de tejido, la metformina puede inhibir el crecimiento de las células de cáncer de mama, de colon, de pulmón, de páncreas y de próstata.

Reduce el riesgo de glaucoma

Un estudio reciente sugirió que aquellos con diabetes que toman metformina tienen menor riesgo de glaucoma de ángulo abierto (presión en los ojos) en un 21%. Otro informe que analiza los resultados de los estudios del sueño sugiere que las personas con diabetes que toman metformina tenían una mejor calidad de sueño; o si tenían problemas de apnea del sueño, parecía ser menos grave.

Puede ser beneficioso para la densidad ósea

Existen pruebas de que la metformina podría ser buena para la densidad ósea; manifestando un efecto positivo en células específicas implicadas en la formación ósea. Estudios recientes han examinado que el uso de metformina en pacientes con enfermedad renal puede ser mucho más seguro de lo que se pensaba originalmente.

Si bien los beneficios de la metformina son numerosos y muchos podrían argumentar, que superan cualquier riesgo potencial. Si usted o alguien cercano toman metformina o se le ha recetado recientemente esta medicación, y tiene preocupaciones acerca de sus posibles efectos negativos; no dude en ir a discutir sus preocupaciones en una cita con el endocrinólogo.

Contraindicaciones y advertencias

  • Generales. No se debe tomar ni haber tomado en las 48 horas anteriores a una cirugía de cualquier tipo, incluyendo los procesos dentales. Tampoco si se van a tomar radiografías. No se debe usar en personas con diabetes fuera de control, especialmente si presentan cetoacidosis. Otros padecimientos que no permiten su uso es la insuficiencia en riñones, hígado o corazón, si está desnutrido, si es una persona alcohólica, si tiene niveles bajos de ácido fólico, hierro o vitamina B12. Tampoco se sugiere si presenta deshidratación o tiene una infección.
  • Alergias o hipersensibilidad. No debe utilizarse en personas que son hipersensibles a la Metformina.
  • Mezcla con alcohol. Tomar alcohol en pequeñas o grandes cantidades incrementa el riesgo de que se presente una situación conocida como acidosis láctica, consistente en un aumento de ácido láctico en la sangre que puede ser mortal. También se corre el riesgo de que se reduzca el nivel de la glucosa en la sangre.
  • Mezclar con otros medicamentos. No se use con medicamentos anticoagulantes ni fibrinolíticos. Si está ingiriendo vitamina B12 podría afectar su absorción.

Metformina en embarazo y lactancia

La Metformina está catalogada por la FDA (Food and Drug Administration) como un medicamento de riesgo tipo B, que puede usarse durante el embarazo bajo supervisión médica. Los laboratorios fabricantes no la recomiendan durante el embarazo.

Según estudios médicos de e-lactancia.org la Metformina es muy segura para los infantes durante la lactancia por la baja filtración en la leche materna. Los laboratorios fabricantes no la recomiendan durante la lactancia.

Efectos secundarios

El uso de la Metformina tiene algunos síntomas muy frecuentes que se presentan comúnmente durante los primeros días de iniciado el tratamiento. Los relacionados con el aparato digestivo se manifiestan en al menos 5 de cada 10 personas. Los efectos adversos más frecuentes son:

  • Aparato digestivo – Dolor de estómago, indigestión, náuseas, flatulencia, estreñimiento, diarrea, vómito, acidez, falta de apetito y otros.
  • Sistema nervioso central –  Dolor de cabeza principalmente.
  • En la piel – Enrojecimiento y picazón en zonas genitales. El síntoma más grave es el sarpullido, que aunque ocurre muy raramente, puede manifestar una reacción alérgica que implica llamar inmediatamente al médico.
  • Sistema cardiovascular –  Dolor de pecho, que también puede ser un síntoma que anuncia un problema muy grave.
  • Problemas en la sangre – Aumento en la glucosa.

También puede presentar:

  • Sabor metálico en la boca.
  • Dolores musculares.
  • Anemia.
  • Acidosis láctica – Ocurre muy raramente y en muchas ocasiones por sobredosis o su uso en pacientes de más de 80 años o pacientes con insuficiencia renal o cardiovascular. Se manifiesta con la presencia de vómitos y dolores abdominales con retortijones.
  • Síntomas de sobredosis – Respiración rápida, sensación de frío, desmayos.

Los síntomas que seguramente se presentarán al inicio del tratamiento son normales, pero debe prestarse especial atención si estos se agravan, si desaparecen y vuelven a aparecer o si son graves, en cuyos casos se debe notificar inmediatamente al médico.

Interacciones

Las interacciones con otros medicamentos pueden cambiar la forma en que funcionan sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no contiene todas las posibles interacciones con otros medicamentos. Mantenga una lista de todos los productos que usa (incluyendo medicamentos con o sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, pare o cambie la dosis de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Los medicamentos bloqueadores beta (como el metoprolol, el propranolol, las gotas para el glaucoma como el timololol) pueden prevenir los latidos cardíacos rápidos o fuertes que usted sentirá cuando su nivel de azúcar en la sangre baje demasiado (hipoglucemia). Otros síntomas de un nivel bajo de azúcar en la sangre, como mareos, hambre o sudoración, no se ven afectados por estos medicamentos.

Muchos medicamentos pueden afectar su nivel de azúcar en la sangre, lo que dificulta su control. Antes de comenzar, suspender o cambiar cualquier medicamento, hable con su médico o farmacéutico acerca de cómo el medicamento puede afectar su nivel de azúcar en la sangre. Controle regularmente su nivel de azúcar en la sangre según las indicaciones y comparta los resultados con su médico. Dígale a su médico de inmediato si usted tiene síntomas de azúcar en la sangre alta o baja. Es posible que su médico tenga que ajustar su medicamento para la diabetes, su programa de ejercicio o su dieta.

Advertencia sobre el consumo de alcohol

No debe beber alcohol mientras esté tomando esta droga. El alcohol puede aumentar su riesgo de acidosis láctica por la metformina. El alcohol también puede aumentar o disminuir sus niveles de azúcar en la sangre.

Advertencia sobre problemas renales

Si usted tiene problemas renales de moderados a graves, tiene un mayor riesgo de acidosis láctica. No deberías tomar este medicamento.

Advertencia de problemas hepáticos

La enfermedad hepática es un factor de riesgo para la acidosis láctica. Usted no debe tomar este medicamento si tiene problemas hepáticos.

Advertencia de alergia

Este medicamento puede causar una reacción alérgica grave. Los síntomas incluyen

  • dificultad para respirar
  • inflamación de la garganta o de la lengua
  • colmenas

Llame al 911 o acuda a la sala de urgencias más cercana si presenta estos síntomas.

No vuelva a tomar este medicamento si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a él. Tomarlo de nuevo podría ser fatal (causar la muerte).

Advertencias para personas con ciertas condiciones de salud

Para personas con problemas renales: Si usted tiene problemas renales de moderados a graves, tiene un mayor riesgo de acidosis láctica. No deberías tomar este medicamento.

Para personas con problemas hepáticos: La enfermedad hepática es un factor de riesgo para la acidosis láctica. Usted no debe tomar este medicamento si tiene problemas hepáticos.

Para las personas que planean someterse a un procedimiento de diagnóstico por imágenes: Tendrá que dejar de tomar este medicamento durante un corto período de tiempo si planea inyectarse un medio de contraste para un procedimiento de diagnóstico por imágenes. Esto puede afectar el funcionamiento de los riñones y ponerlo en riesgo de acidosis láctica.

Para personas con enfermedades o que planean someterse a una cirugía: Dígale a su médico si tiene fiebre o infección, si está lesionado o si planea someterse a una cirugía u otro procedimiento médico. Es posible que necesiten cambiar la dosis de este medicamento.

Para las personas con cetoacidosis diabética: No debe usar este medicamento para tratar la cetoacidosis diabética.

Para personas con problemas cardíacos: Si usted tiene una afección en la cual el oxígeno al corazón disminuye, como un ataque cardíaco reciente o insuficiencia cardíaca, su riesgo de acidosis láctica es mayor. No deberías tomar este medicamento.

Advertencias para determinados grupos

Para mujeres embarazadas: No se han hecho suficientes estudios en humanos embarazadas para estar seguros de cómo este medicamento podría afectar al feto. La investigación en animales no ha mostrado efectos negativos para el feto cuando la madre toma el medicamento. Sin embargo, los estudios en animales no siempre predicen la forma en que los humanos responderían.

Hable con su médico si está embarazada o planea quedar embarazada. Este medicamento sólo debe usarse durante el embarazo si es claramente necesario.

Es importante que las mujeres con diabetes tipo 2 traten su afección incluso durante el embarazo. Las mujeres embarazadas suelen tomar insulina para controlar su nivel de azúcar en la sangre, en lugar de metformina.

Para las mujeres que están amamantando: Este medicamento puede pasar a la leche materna y puede causar efectos secundarios en un niño que es amamantado. Hable con su médico si amamanta a su bebé. Es posible que tenga que decidir si deja de amamantar o si deja de tomar este medicamento.

Para los mayores: Las personas de 80 años de edad y mayores no deben comenzar a tomar metformina a menos que tengan una función renal normal. Las personas de estas edades tienen un mayor riesgo de acidosis láctica. Si usted tiene 80 años o más y está tomando metformina, no debe tomar la dosis máxima.

Para los niños: La forma de liberación inmediata de este medicamento no ha sido establecida como segura y efectiva para su uso en niños menores de 10 años.

La forma de liberación prolongada de este medicamento no se ha establecido como segura y efectiva para su uso en niños menores de 18 años.

Tómelo como se le indique

La tableta oral de metformina se utiliza para el tratamiento a largo plazo. Viene con serios riesgos si usted no lo toma según lo prescrito.

Si deja de tomar el medicamento o no lo toma en absoluto: Si su condición mejoró mientras tomaba este medicamento regularmente y deja de tomarlo, sus síntomas de la diabetes tipo 2 pueden reaparecer.

Si usted no toma este medicamento en absoluto, sus síntomas de la diabetes tipo 2 pueden no mejorar o incluso empeorar con el tiempo.

Sí se le olvidó tomar su dosis o no la toma a tiempo: Es posible que su medicamento no funcione tan bien o que deje de funcionar completamente. Para que este medicamento funcione bien, una cierta cantidad debe estar en su cuerpo en todo momento.

Si tomas demasiado: Usted podría tener niveles peligrosos de la droga en su cuerpo. Usted puede tener los siguientes síntomas:

  • dolor estomacal
  • asco
  • vómito
  • diarrea
  • somnolencia
  • jaqueca
  • acidosis láctica

Si cree que ha tomado demasiado de este medicamento, llame a su médico o busque orientación de la Asociación Americana de Centros de Control de Envenenamientos al 800-222-1222 o a través de su herramienta en línea. Pero si sus síntomas son graves, llame al 911 o vaya a la sala de emergencias más cercana de inmediato.

Qué hacer si se le olvida tomar una dosis: Si se le olvida tomar su dosis, tómela tan pronto como se acuerde. Si es sólo unas horas antes de la hora de su próxima dosis, entonces sólo tome una dosis en ese momento. Nunca trate de ponerse al día tomando dos dosis a la vez. Esto podría resultar en efectos secundarios peligrosos.

Cómo saber si el medicamento está funcionando: Su nivel de azúcar en la sangre debe estar

cerca de su rango objetivo según lo decida su médico. Los síntomas de la diabetes también deben mejorar.

Consideraciones importantes

Tenga en cuenta estas consideraciones si su médico le receta una tableta oral de metformina.

General

Este medicamento se debe tomar con los alimentos.
Las tabletas de liberación prolongada no deben ser trituradas ni cortadas. Sin embargo, las tabletas orales regulares pueden ser trituradas o cortadas.

Almacenamiento

Mantenga este medicamento a una temperatura entre 68°F y 77°F (20°C y 25°C). Puede almacenarse brevemente a temperaturas entre 59°F y 86°F (15°C y 30°C).

Mantenga este medicamento alejado de la luz y de las altas temperaturas.

No guarde este medicamento en áreas húmedas o mojadas, como los baños.

Viajes

Cuando viaje con su medicamento:

Siempre lleve su medicamento con usted. Cuando vuele, nunca lo ponga en una maleta despachada. Guárdelo en su bolso de mano.

No se preocupe por las máquinas de rayos X de los aeropuertos. No pueden dañar tu medicación.
Es posible que tenga que mostrarle al personal del aeropuerto la etiqueta de la farmacia de su medicamento. Siempre lleve consigo el envase original con la etiqueta de la receta.

No ponga este medicamento en la guantera de su automóvil ni lo deje en el automóvil. Asegúrese de evitar hacer esto cuando el clima es muy caliente o muy frío.

Autogestión

Su medico puede hacer que usted se haga un examen regular de sus niveles de azucar en la sangre en su casa. Si su médico decide que usted necesita hacer esto, necesitará lo siguiente:

  • toallitas húmedas estériles con alcohol
  • Dispositivo de punción y lancetas (agujas utilizadas para obtener gotas de sangre de su dedo para medir su nivel de azúcar en la sangre).
  • tiras reactivas de azúcar en la sangre
  • máquina de control de glucosa en sangre
  • Contenedor de agujas para la eliminación segura de las lancetas

Pregúntele a su médico o farmacéutico cómo usar su máquina de monitoreo de glucosa en la sangre.

Monitoreo clínico

Antes de comenzar y durante su tratamiento con este medicamento, su médico puede examinarlo:

  • niveles de glucemia
  • niveles de hemoglobina glicosilada (A1C). Esta prueba mide el control de su nivel de azúcar en la sangre durante los últimos 2 ó 3 meses.
  • colesterol
  • niveles de vitamina B-12
  • función del riñón

Su dieta

Cuando se usa en combinación con cambios en el estilo de vida, como mejorar la dieta, aumentar el ejercicio y no fumar, este medicamento puede ayudar a reducir sus niveles de azúcar en la sangre. Siga el plan de nutrición que su médico, dietista certificado o educador en diabetes le recomiende.

Costes ocultos

Si su médico decide que usted necesita hacerse la prueba de azúcar en la sangre en casa, tendrá que comprar lo siguiente:

  • toallitas húmedas estériles con alcohol
  • Dispositivo de punción y lancetas (agujas utilizadas para obtener gotas de sangre de su dedo para medir su nivel de azúcar en la sangre).
  • tiras reactivas de azúcar en la sangre
  • máquina de control de glucosa en sangre
  • Contenedor de agujas para la eliminación segura de las lancetas

Algunos de estos artículos, como los dispositivos de control y las tiras reactivas, pueden estar cubiertos por el seguro médico. Consulte su plan individual para obtener más detalles.

¿Existen alternativas?

Existen otros medicamentos disponibles para tratar su condición. Algunos pueden ser más adecuados para usted que otros. Hable con su médico acerca de otras opciones de medicamentos que podrían funcionar para usted.

Descargo de responsabilidad: Ministros ha hecho todo lo posible para asegurarse de que toda la información sea correcta, completa y actualizada. Sin embargo, este artículo no debe utilizarse como sustituto del conocimiento y la experiencia de un profesional de la salud con licencia. Siempre debe consultar a su médico u otro profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.

La información sobre medicamentos contenida en este documento está sujeta a cambios y no pretende cubrir todos los posibles usos, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones entre medicamentos, reacciones alérgicas o efectos adversos. La ausencia de advertencias u otra información para un medicamento determinado no indica que el medicamento o combinación de medicamentos sea seguro, efectivo o apropiado para todos los pacientes o para todos los usos específicos.

MINISTROS © copyright TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Referencias:

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!