Más que vencedores sobre las tinieblas


orando2

En Cristo vencemos en la lucha contra el mundo de las tinieblas

Título: Más que vencedores sobre las tinieblas

Base Bíblica: Lucas 4:32-37; 40, 41

Introducción:

Como cristianos estamos llamados a asumir el ministerio del Señor Jesús que se orientó en tres direcciones: proclamar el Reino de Dios, sanar a los enfermos y traer liberación a los cautivos. Para que podamos ejercer ese ministerio, el propio Señor Jesús nos otorgó poder y autoridad. Es necesario que tomemos el control y, además de ministrar sanidad, procuremos que se rompan las cadenas que le impiden una vida plena a las personas.

I. El mundo de las tinieblas tiembla ante el poder de Dios y de un cristiano comprometido (vv. 33, 34)

1. El enemigo es hábil para infiltrar muchos escenarios, incluso una sinagoga (v. 33)

            a. Lo más probable es que el demonio convivía con la religiosidad

            b. Sólo la presencia y autoridad de Cristo llevó a que se manifestara el            demonio

2. El mundo de las tinieblas se siente amenazado por la presencia de Cristo y de los cristianos comprometidos (v. 34)

            a. El demonio teme que el Señor Jesús libere al poseído

            b. El demonio sabe cuando está en presencia del poder de Dios, evidenciado en Cristo o en un cristiano comprometido

3. El Señor Jesús vino a deshacer las obras del diablo (1 Juan 3:8)

4. Es por el poder de Dios y de Su Espíritu que echamos fuera al demonio (Mateo 12:28)

II. Ejercemos dominio sobre el mundo de las tinieblas por el poder de Cristo Jesús (vv. 35- 37)

1. El Señor Jesús le ordenó al demonio. No podemos permitirle que robe la atención (v. 35)

2. Aun cuando los demonios procuran destruir a los poseídos, tenemos autoridad para impedírselo (v. 35 b)

3. El punto fundamental es ejercer poder y autoridad de Cristo sobre el mundo de las tinieblas (vv. 36, 37)

III. El ministerio del cristiano está ligado a la sanidad y la liberación (vv. 40, 41)

1. El ministerio del Señor Jesús se orientó en tres direcciones:

            a. Proclamar el Reino de Dios

            b. Sanar a los enfermos (v. 40)

            c. Liberar a los cautivos (v. 41)

2. El Señor Jesús desarrolló un ministerio de sanidad y liberación (4:16-21)

Conclusión:

Los cristianos estamos llamados a desarrollar un ministerio integral. No solo proclamamos las Buenas Nuevas de Salvación sino que ministramos a los enfermos y traemos liberación a los cautivos. En la medida en que asumamos nuestro compromiso, estaremos recobrando el terreno hoy en poder del enemigo. Cristo Jesús nos dio la autoridad y el poder para ejercer este ministerio.

© Fernando Alexis Jiménez

Léanos en www.bosquejosparasermones.com y www.guerraespiritual.org

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!