La Oración – Con oración y con ruego


Devocional – La Oración

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.” Filipenses 4:6

Mañana van a operar nuevamente a Juampi. Será otra operación complicada. Tienen que retirare las prótesis que le colocaron un año y medio atrás para reubicar sus caderas. Y aprovecharán para cortarle tendones para que pueda elongar mejor sus piernas. La última operación duró más de 8 horas. Y su post operatorio fue terrible. Frente a este recuerdo, la expectativa de una nueva operación me genera mucha angustia. Sobre todo por no poder hacer nada para evitar el sufrimiento de mi hijo.

La operación no puede postergarse más. Y si bien es imperiosa, saber que Juampi va a sufrir me inquieta y destroza. Así que apelamos con Miri a nuestro habitual recurso: comenzamos a pedir ayuda en oración. A nuestros amigos, conocidos, hermanos o contactos comenzamos a pedirles que rueguen a Dios por Juampi. Y en especial para que Dios guie la mano de los médicos, para que la operación sea exitosa, para que Juampi no sufra en el post operatorio, para que pueda recuperarse bien y rápido, y para que esté bien.

Un grupo de mujeres de Dios de mi iglesia están haciendo hoy ayuno y oración por Juampi; desde el Facebook cientos de personas se comprometieron a clamar por nuestro hijo; Lilian, Elsa y su grupo de 120 hermanos de oración están haciendo un C.O.U. (Cadena de oración de urgencia) golpeando las puertas del cielo por Juampi; amigos y hermanos de todo el país se unen clamando por este tema, y entonces sucede el milagro.

La paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, guardó mi corazón. No se lo que puede pasar mañana en la operación. Pero de algo estoy seguro. Con tantos preciosos hermanos que nos están sosteniendo con su clamor, Dios va a obrar con su Mano Poderosa. Y lo que suceda mañana será su completa, soberana y perfecta voluntad. Por eso ahora estoy tranquilo.

Suponer que van a abrir a mi hijo como un pollo para sacarle las prótesis de sus caderas me aterra, pero saber que hay una legión de oración clamando por él, me consuela, me alienta, me sostiene y me fortalece.

La oración puede mucho. Tal vez deberíamos aprender de esto, para comenzar a orar más. ¡Y un millón de gracias por las oraciones por Juampi!

REFLEXIÓN — Presentale a Dios tu clamor hoy.

Un gran abrazo y bendiciones

Danny

Más Estudios Bíblicos:
DIARIO DEVOCIONAL – EL LASTRE

LA ORACIÓN DE UN NIETO

La Oración en la Biblia

DEVOCIONAL – HAGA SU PROPIA ORACIÓN

LA ORACIÓN DE DAVID SE VOLVIÓ INTENSA EN LO PROFUNDO DE LO PROFUNDO

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!