GLUCOSOMINA – Para qué sirve, Dosis, Usos y Propiedades


¿Qué es?

La glucosamina es una molécula que se encuentra de forma natural en su cuerpo, pero también es un popular suplemento dietético.

Se utiliza con mayor frecuencia para tratar los síntomas de los trastornos óseos y articulares, y también se utiliza para tratar varias otras enfermedades inflamatorias.

Este artículo explora los beneficios, dosis y efectos secundarios de la glucosamina.

¿Para qué sirve Glucosamina?

La Glucosamina es un suplemento alimenticio que es considerado como medicamento debido a sus características. Está dentro del grupo de “Otros Antiinflamatorios no Esteroideos”. Sus principales aplicaciones son:

  • Artrosis, padecimiento tipo artritis que se presenta al existir desgaste en el tejido flexible de los extremos de los huesos. Sirve tanto para grandes como pequeñas articulaciones.
  • Periartritis escapulohumeral, padecimiento inflamatorio de la articulación del hombro.
  • Condromalacia rotuliana, lesión del cartílago ubicado debajo de la rótula.
  • Espondilosis, padecimiento ocasionado por el desgaste de los discos de la columna vertebral que provocan dolor e inflamación.
  • Suplir deficiencia de Glucosamina.

Es un medicamento de venta libre que debe utilizarse de acuerdo con las instrucciones en la etiqueta o bajo recomendaciones médicas.

Presentaciones

  • Comprimidos y cápsulas de 500, 1000 y 1500 mg de Glucosamina contenida en sulfato, en frascos con 10, 20, 30, 50, 60 y 90 piezas. Son fabricados por Biofarma Natural CMD, Laboratorios Vicham, Asofarma de México, Farcoral y varios más, en marcas comerciales Artriman 1000, Artriman 1500, Vartalon, Artrifar y varias más.
  • Sobres de 1500 mg de Glucosamina contenida en sulfato, en cajas con 15 piezas. Son fabricados por Asofarma de México y Laboratorios Sandoz en las marcas comerciales Faximin y Vartalon.
  • Solución inyectable con 400 mg de Glucosamina en cajas con 6 ampolletas con solución A y 6 ampolletas solución B. Es fabricada por Asofarma en la marca comercial Vartalon.

Dosis

Presentación0 a 18 añosAdultosVeces al día
Comprimidos y cápsulasNo1500 mg1
SobresNo1500 mg1
Solución inyectableNo400 mg1

 *Consulta a tu médico para recibir el uso y dosis correcta.

La solución inyectable suele utilizarse en casos graves o como inicio de tratamiento, ya sea una vez al día por seis días o con 3 aplicaciones por semana. Se puede acompañar con cápsulas. El tratamiento puede requerir de hasta 4 semanas para obtener los resultados esperados.

Contraindicaciones y advertencias

  • Generales. El uso de inyecciones puede provocar reacciones alérgicas con mayor frecuencia que el medicamento oral. No usar si existe insuficiencia renal o hepática. Precaución en caso de padecer diabetes.
  • Alergias o hipersensibilidad. No se use en caso de alergia a alguno de los componentes. La presentación en sobres no debe ser usada por fenilcetonúricos ya que contiene Aspartame. No usar si existe historial de asma ante antiinflamatorios no esteroideos.
  • Mezcla con alcohol. No hay contraindicaciones.
  • Mezclar con otros medicamentos. No se use con Warfarina, medicamentos contra el cáncer, Cloramfenicol, Penicilina y Tetraciclina.

Embarazo y lactancia

La Glucosamina no está catalogado por la FDA (Food and Drug Administration). No obstante, prohíbe su uso durante el embarazo o en mujeres que están planeando quedar embarazadas. Los laboratorios fabricantes también coinciden con no usar el medicamento en el embarazo por no existir estudios sobre su aplicación.

Según estudios médicos de e-lactancia.org, la Glucosamina tiene muy bajo riesgo debido a que no se filtra en la leche. Laboratorios Sandoz y Biofarma Natural CMD sostienen que no se debe usar en la lactancia.

Efectos secundarios

Los síntomas secundarios son poco comunes con este medicamento, afectando a menos de 1 de cada 100 personas:

  • Aparato digestivo – Dolor estomacal, flatulencias, náuseas, aceleración del proceso intestinal, etc.
  • En la piel – Picazón o erupciones rojizas.

Con una frecuencia menor llegan a afectar a 1 o más de cada 1000 personas:

  • Trastornos visuales.
  • Caída de cabello.
  • Baja presión arterial.
  • Desvanecimientos.
  • Pérdida breve del entendimiento.
  • Vómito (al usar el medio inyectable).

Las dosis elevadas pueden provocar además dolor de cabeza y problemas renales, incluyendo formación de cálculos. Otros riesgos presentes son las reacciones alérgicas. Si presenta cualquier síntoma informe a su médico lo antes posible.

Otros Usos de la Glucosamina

Aunque las personas usan la glucosamina para tratar una amplia variedad de enfermedades inflamatorias crónicas.

Cistitis intersticial

La glucosamina es ampliamente promovida como un tratamiento para la cistitis intersticial (CI), una condición asociada con una deficiencia en el compuesto glucosaminoglicano.

Debido a que la glucosamina es un precursor de este compuesto, se ha teorizado que los suplementos de glucosamina pueden ayudar a manejar la CI (16).

Desafortunadamente, faltan datos científicos confiables que apoyen esta teoría.

Enfermedad inflamatoria intestinal (EII)

Al igual que la cistitis intersticial, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) se asocia con una deficiencia de glucosaminoglicano (16).

Muy poca investigación apoya la noción de que la glucosamina puede tratar la EII. Sin embargo, un estudio en ratones con EII indicó que complementar con glucosamina puede reducir la inflamación (17).

En última instancia, se necesita más investigación para establecer conclusiones definitivas.

Esclerosis múltiple (EM)

Algunas fuentes afirman que la glucosamina puede ser un tratamiento eficaz para la esclerosis múltiple (EM). Sin embargo, se carece de investigación de apoyo.

Un estudio evaluó el efecto del uso de sulfato de glucosamina junto con el tratamiento tradicional para la EM recurrente-remitente. Los resultados no mostraron un impacto significativo sobre la tasa de recaída o la progresión de la enfermedad como resultado de la glucosamina (18).

Glaucoma

Se cree ampliamente que el glaucoma se puede tratar con glucosamina.

Algunas investigaciones preliminares indican que el sulfato de glucosamina puede promover la salud ocular mediante la reducción de la inflamación y los efectos antioxidantes en la retina (19).

Por el contrario, un pequeño estudio indicó que el consumo excesivo de glucosamina puede dañar a las personas con glaucoma (20).

En general, los datos actuales no son concluyentes.

Articulación temporomandibular (TMJ)

Algunas fuentes afirman que la glucosamina es una terapia efectiva para la ATM o la articulación temporomandibular. Sin embargo, la investigación para apoyar esta afirmación es insuficiente.

Un estudio pequeño mostró una reducción significativa del dolor y de los marcadores inflamatorios, así como una mayor movilidad mandibular en los participantes que recibieron un suplemento combinado de sulfato de glucosamina y condroitina (21).

Otro estudio pequeño no reveló ningún efecto significativo a corto plazo de los suplementos de clorhidrato de glucosamina para las personas con ATM. Sin embargo, se informó una mejoría significativa en el tratamiento del dolor a largo plazo (22).

Estos resultados del estudio son prometedores, pero no ofrecen suficientes datos para apoyar cualquier conclusión definitiva. Se necesita más investigación.

RESUMEN
Aunque la glucosamina a menudo se considera un tratamiento efectivo para una amplia variedad de afecciones, no hay datos concluyentes sobre su impacto.

Beneficios de la glucosamina

La glucosamina es un compuesto natural que se clasifica químicamente como un aminoazúcar (1).

Sirve como un bloque de construcción para una variedad de moléculas funcionales en su cuerpo pero es principalmente reconocido por desarrollar y mantener el cartílago dentro de sus articulaciones (1).

También se encuentra en algunos tejidos animales y otros tejidos no humanos, incluidos los mariscos, los huesos de animales y los hongos. Las formas suplementarias de glucosamina a menudo se fabrican a partir de estas fuentes naturales (2).

Se utiliza con frecuencia tanto para tratar como para prevenir trastornos articulares, como la osteoartritis. Puede tomarse por vía oral o aplicarse tópicamente en una crema o ungüento (2).

La glucosamina es un compuesto químico que se encuentra de forma natural tanto en los tejidos humanos como en los animales.

En los seres humanos, ayuda a formar cartílago y se utiliza comúnmente como suplemento dietético para tratar trastornos articulares como la osteoartritis.

Puede reducir la inflamación

La glucosamina se utiliza a menudo de manera complementaria para tratar los síntomas de diversas afecciones inflamatorias.

Aunque los mecanismos de la glucosamina todavía no se conocen bien, parece reducir fácilmente la inflamación.

Un estudio de probeta demostró un impacto antiinflamatorio significativo cuando se aplicó glucosamina a las células involucradas en la formación ósea (3).

Gran parte de la investigación sobre la glucosamina consiste en complementar simultáneamente con condroitina, un compuesto similar a la glucosamina, que también participa en la producción y el mantenimiento de cartílagos sanos del cuerpo (4).

Un estudio en más de 200 personas vinculó los suplementos de glucosamina con una reducción del 28% y 24% en dos marcadores bioquímicos específicos de inflamación: CRP y PGE. Sin embargo, estos resultados no fueron estadísticamente significativos (5).

Vale la pena señalar que el mismo estudio encontró una reducción del 36% de estos marcadores inflamatorios para las personas que tomaban condroitina. Este resultado fue, de hecho, significativo (5).

Otros estudios aumentan estos hallazgos. Tenga en cuenta que muchos participantes que toman condroitina también informan haber tomado suplementos de glucosamina simultáneamente.

Por lo tanto, no está claro si los resultados se deben a la condroitina sola o a una combinación de ambos suplementos tomados en conjunto (5).

En última instancia, se necesita más investigación sobre el papel de la glucosamina en la reducción de los marcadores inflamatorios en su cuerpo.

RESUMEN
La forma en que la glucosamina funciona en el tratamiento de enfermedades no se entiende bien, pero algunas investigaciones indican que puede reducir la inflamación, especialmente cuando se usa junto con suplementos de condroitina.

Apoya la salud de las articulaciones

La glucosamina existe naturalmente en su cuerpo. Una de sus principales funciones es apoyar el desarrollo saludable de los tejidos entre las articulaciones (1).

El cartílago articular es un tipo de tejido blanco y liso que cubre los extremos de los huesos donde se unen para formar las articulaciones.

Este tipo de tejido, junto con un líquido lubricante llamado líquido sinovial, permite que los huesos se muevan libremente entre sí, minimizando la fricción y permitiendo el movimiento indoloro de las articulaciones.

La glucosamina ayuda a formar varios compuestos químicos involucrados en la creación del cartílago articular y del líquido sinovial.

Algunos estudios indican que la glucosamina suplementaria puede proteger el tejido articular al prevenir la descomposición del cartílago.

Un pequeño estudio en 41 ciclistas encontró que complementar con hasta 3 gramos de glucosamina diarios redujo la degradación del colágeno en las rodillas en un 27% en comparación con el 8% en el grupo del placebo (6).

Otro pequeño estudio encontró una relación significativamente reducida entre la descomposición del colágeno y los marcadores de síntesis de colágeno en las articulaciones articulares de los jugadores de fútbol tratados con 3 gramos de glucosamina al día durante un período de tres meses (7).

Estos resultados sugieren un efecto protector de las articulaciones de la glucosamina. Sin embargo, se necesita más investigación.

RESUMEN
La glucosamina está implicada en el desarrollo de tejidos cruciales para el correcto funcionamiento de las articulaciones. Aunque se necesitan más estudios, algunas investigaciones indican que la glucosamina suplementaria puede proteger sus articulaciones del daño.

Se utiliza para tratar trastornos óseos y articulares

Los suplementos de glucosamina se toman con frecuencia para tratar diversas afecciones óseas y articulares.

Esta molécula ha sido específicamente estudiada por su potencial para tratar los síntomas y la progresión de la enfermedad asociada con la osteoartritis, la artritis reumatoide y la osteoporosis.

Múltiples estudios indican que complementar diariamente con sulfato de glucosamina puede ofrecer un tratamiento efectivo y a largo plazo para la osteoartritis al proporcionar una reducción significativa del dolor, el mantenimiento del espacio articular y la desaceleración general de la progresión de la enfermedad (8, 9, 10, 11).

Algunos estudios han revelado una reducción significativa de los marcadores de la artritis reumatoide (AR) en ratones tratados con diversas formas de glucosamina (12, 13).

Por el contrario, un estudio en humanos no mostró ningún cambio importante en la progresión de la AR con el uso de la glucosamina. Sin embargo, los participantes del estudio informaron una mejoría significativa en el tratamiento de los síntomas (14).

Algunas investigaciones preliminares en ratones con osteoporosis también muestran un potencial para el uso complementario de la glucosamina para mejorar la resistencia ósea (15).

Aunque estos resultados son alentadores, se necesita más investigación en humanos para comprender los mecanismos y las mejores aplicaciones de la glucosamina en las enfermedades de las articulaciones y los huesos.

RESUMEN
Aunque la glucosamina se utiliza con frecuencia para tratar diversas afecciones óseas y articulares, se necesita más investigación sobre sus efectos.

¿Funciona realmente?

Aunque se hacen afirmaciones amplias sobre los efectos positivos de la glucosamina en muchas enfermedades, la investigación disponible sólo apoya su uso para un rango estrecho de condiciones.

Actualmente, las pruebas más sólidas apoyan el uso de sulfato de glucosamina para el tratamiento a largo plazo de los síntomas de la osteoartritis. Dicho esto, puede que no funcione para todos (9).

De acuerdo con los datos disponibles, es menos probable que sea un tratamiento efectivo para otras enfermedades o condiciones inflamatorias.

Si está considerando usar glucosamina, tenga en cuenta la calidad del suplemento que elija, ya que esto podría marcar una diferencia en la forma en que le afecta.

En algunos países – incluyendo los Estados Unidos – hay muy poca regulación de los suplementos dietéticos. Por lo tanto, las etiquetas pueden ser engañosas (2).

Siempre es mejor verificar la certificación de terceros para asegurarse de que está obteniendo exactamente lo que está pagando. Los fabricantes que desean que sus productos sean sometidos a pruebas de pureza por un tercero tienden a tener normas más estrictas.

ConsumerLab, NSF International y US Pharmacopeia (USP) son algunas de las empresas independientes que ofrecen servicios de certificación. Si usted ve uno de sus logotipos en su suplemento, probablemente sea de buena calidad.

RESUMEN
La mayoría de las investigaciones apoyan el uso del sulfato de glucosamina únicamente para controlar los síntomas de la osteoartritis. Es menos probable que sea efectivo en otras aplicaciones.

Formas de Dosis y Suplementos

La dosis típica de glucosamina es de 1,500 mg por día, que usted puede tomar de una sola vez o en múltiples dosis más pequeñas a lo largo del día (2).

Los suplementos de glucosamina se fabrican a partir de fuentes naturales, como conchas de mariscos u hongos, o se fabrican artificialmente en un laboratorio.

Los suplementos de glucosamina están disponibles en tres formas (1):

  1. Sulfato de glucosamina
  2. Clorhidrato de glucosamina
  3. N-acetilglucosamina

Ocasionalmente, el sulfato de glucosamina también se vende en combinación con el sulfato de condroitina.

La mayoría de los datos científicos indican la mayor eficacia para el sulfato de glucosamina o el sulfato de glucosamina combinado con condroitina.

RESUMEN
La glucosamina se dosifica típicamente a 1,500 mg por día. De las formas disponibles, el sulfato de glucosamina -con o sin condroitina- es probablemente la más efectiva.

El Resultado Final

La glucosamina existe naturalmente dentro de su cuerpo y juega un papel vital en el desarrollo y mantenimiento de las articulaciones saludables.

Aunque la glucosamina se utiliza para tratar diversas enfermedades articulares, óseas e inflamatorias, como la EII, la cistitis intersticial y la ATM, la mayoría de las investigaciones sólo respaldan su eficacia para el tratamiento de los síntomas de la osteoartritis a largo plazo.

Parece seguro para la mayoría de las personas con una dosis de 1,500 mg al día, pero puede causar efectos secundarios leves.

Si está buscando alivio para la osteoartritis, vale la pena tomar un suplemento de glucosamina, pero asegúrese de hablar con su médico primero.

Descargo de responsabilidad: Ministros ha hecho todo lo posible para asegurarse de que toda la información sea correcta, completa y actualizada. Sin embargo, este artículo no debe utilizarse como sustituto del conocimiento y la experiencia de un profesional de la salud con licencia. Siempre debe consultar a su médico u otro profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.

La información sobre medicamentos aquí contenida está sujeta a cambios y no pretende cubrir todos los posibles usos, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones entre medicamentos, reacciones alérgicas o efectos adversos. La ausencia de advertencias u otra información para un medicamento determinado no indica que el medicamento o combinación de medicamentos sea seguro, efectivo o apropiado para todos los pacientes o para todos los usos específicos.

MINISTROS © copyright TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Referencias:

  1. Kang ES, Han D, Park J, Kwak TK, Oh MA, Lee SA, Choi S, Park ZY, Kim Y, Lee JW. O-GlcNAc modulation at Akt1 Ser473 correlates with apoptosis of murine pancreatic beta cells. Exp Cell Res 2008;314(11-12):2238-48. View abstract.
  2. Yomogida S, Hua J, Sakamoto K, Nagaoka I. Glucosamine suppresses interleukin-8 production and ICAM-1 expression by TNF-alpha-stimulated human colonic epithelial HT-29 cells. Int J Mol Med 2008;22:205-11. View abstract.
  3. Ju Y, Hua J, Sakamoto K, Ogawa H, Nagaoka I. Glucosamine, a naturally occurring amino monosaccharide modulates LL-37-induced endothelial cell activation. Int J Mol Med 2008;22:657-62. View abstract.
  4. Qiu W, Su Q, Rutledge AC, Zhang J, Adeli K. Glucosamine-induced endoplasmic reticulum stress attenuates apolipoprotein B100 synthesis via PERK signaling. J Lipid Res 2009;50:1814-23. View abstract.
  5. Ju Y, Hua J, Sakamoto K, Ogawa H, Nagaoka I. Modulation of TNF-alpha-induced endothelial cell activation by glucosamine, a naturally occurring amino monosaccharide. Int J Mol Med 2008;22:809-15. View abstract.

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!