Familia

Una mascota es muy importante para tus hijos. Mira!

Muchas veces pensamos que tener una mascota puede ser divertido porque aporta distracción para los chicos y relajación para los adultos, pero en verdad existen varios beneficios que puede adquirir el ser humano con la inclusión de estos animales dentro de la familia.
En cada hogar siempre se cuenta con alguna mascota, pueden ser perros, gatos, tortugas, pájaros; en fin, animales catalogados como “domésticos” o que no constituyan peligro.
Según investigaciones, tener una mascota se puede considerar como una decisión positiva ya que trae beneficios, tanto a la salud física como mental y en las relaciones sociales.
A continuación mencionaremos algunos beneficios que un niño puede ir obteniendo con el cuidado de las mascotas:

1- LA EMPATÍA Y SENSIBILIDAD

Cuidar a un animal, principalmente para el niño es una tarea importante, ya que gracias a ello puede ir desarrollando lo que llamamos empatía, tanto hacia los animales como hacia las personas. La empatía en términos generales es tratar de entender lo que siente el otro individuo.
Este acto de cuidado ayudará al niño a encontrar sentimientos positivos, a ser más sensibles y tolerantes, de esa manera irá reconociendo las distintas necesidades que los animales o los humanos mismos puedan tener.

2- APRENDER LA NOCIÓN DE RESPONSABILIDAD


Esto es algo que cada persona debe ir aprendiendo desde la etapa de la niñez. Para un niño puede significar una enorme responsabilidad contar con una mascota, ya que cada animal necesita ser alimentado, precisa de ser bañado, necesita su tiempo de recreación para poder pasear, jugar, etc. y el niño debe entender que cada mascota reclama cuidados y por sobre todo respeto, al igual que ellos.
Por ello, es importante que a la hora de contar con una mascota, se considere como un punto importante informar al niño sobre los cuidados que requiere y por supuesto, la forma de realizar dichos cuidados.
Con esta enseñanza ellos aprenderán a organizar mejor su tiempo, se verán obligados a distribuir entre,cuidar al animal, sus deberes rutinarios y la hora de diversión.

3- SABER EXPRESAR LAS EMOCIONES


El cuidado de un animal dice mucho, una mascota bien cuidada demuestra que existe una profunda relación afectiva con el dueño.
Cuidar bien del animalito, brinda a los hijos la oportunidad de expresar de manera limpia el cariño y afecto hacia ellos. Con esta demostración el niño va a ir aprendiendo que existen diversas maneras de transmitir cariño, no solamente con las palabras.
4- TENER CONFIANZA EN SÍ MISMO


En muchas ocasiones existe el temor de dejar a las mascotas solas con los niños y viceversa. Sin embargo, para que un niño pueda sentirse seguro de sí mismo, es necesario que los padres vayan experimentando también dejarlos a cargo el cuidado de las mascotas. Mediante esta práctica se irá desarrollando la autoconfianza del niño y a su vez, la confianza de los padres hacia el hijo.
5- EJERCICIO FÍSICO


Es muy sabido que muchos animales, en especial los perros necesitan salir de paseo, caminar, correr, jugar en espacios abiertos. Este aspecto no se enfoca sólo a la salud física del niño sino también a la de los adultos, ya que es beneficioso para todos salir a caminar o hacer algún tipo de ejercicio físico y qué mejor manera de hacerlo que acompañado de la mascota.
Cabe resaltar en este punto que a los niños les desarrolla mejor el crecimiento hacer ejercicios físicos y en los adultos ayuda a prevenir varias enfermedades, entre ellas articulares y cardíacas.

6- AYUDA CON LA COMUNICACIÓN Y MEJORA LAS HABILIDADES SOCIALES


El interés y los cuidados que se brinde a la mascota puede convertirse en un motivo para realizar relaciones sociales. La otra persona puede sentir curiosidad, puede sentirse identificada, entre otros casos y acercarse con la intención de aclarar dudas sobre algunos aspectos del animal o simplemente por querer compartir alguna experiencia.
Como vivimos en un mundo donde siempre se aprende algo nuevo, es importante realizar ese tipo de conversaciones casuales porque contienen matices educativos y prestando atención uno puede hacer analogía y aprender sobre otros cuidados que puede brindar al animal o simplemente ganar nuevos amigos.

7- LECCIÓN DE VIDA


Una persona aprende más en base a experiencias que de lo que se pueda aprender de las explicaciones teóricas.
Que una persona comparta con una mascota, significa que probablemente presencie las distintas etapas de su vida, como pueden ser el nacimiento, felicidad, dolor y hasta la muerte. Para el niño es importante presenciar estos momentos, ya que le servirá para estar preparado cuando más adelante, probablemente le toque afrontar situaciones parecidas en su propia vida.

Una mascota es un miembro de la familia, un integrante que puede, como vimos más, aporta beneficios a toda la familia y principalmente ayudar al desarrollo físico y emocional del niño.
Por eso es importante que cada familia que cuente con un animal, conviva en una relación armoniosa con el, porque haciendo una profunda relación, se concluye que la construcción de este pilar conlleva al buen desarrollo del hijo, por no mencionar lo divertido que es juagar con los pequeños peludos ¡

Una mascota es muy importante para tus hijos. Mira!
Vota

También te puede interesar