Estudios Cristianos – ¡De la angustia, me has librado! Salmo 4


Estudios Bíblicos – ¡De la angustia, me has librado!

Salmo 4

Durante estos días he tenido dificultades para encontrar el tema que Dios desea enseñar a su pueblo. Algunas circunstancias me han distraído, al punto de colocarme en una situación incomoda durante la noche del sábado; medite y oré, pero nada. Hasta que llegue al Salmo 4 y fue como si David se hubiera sentado a escribirlo pensando en mi ¡Qué manera de comprender lo que abriga mi alma!

* Circunstancias adversas:
No sabemos a ciencia cierta cuál fue la situación que atravesaba David cuando escribió este Salmo; algunos piensan que se redacto durante la rebelión de Absalón, otros creen que fue mas temprano: durante las primeras escaramuzas entre Saúl y David, también hay quienes piensan que la situación es genérica; y que el propósito central de estos versículos es establecer una identificación con todo creyente que pasa por circunstancias adversas.

¿Quién no tiene días difícilesí En esos momentos la oración se convierte en el instrumento mas utilizado, buena parte de nuestras energías se usan en clamar y suplicar. El salmo 4 es un modelo de oración pidiendo ayuda, al analizarlo encontraremos las siguientes verdades divinas:
* Cuando estamos en problemas, nos ponemos exigentes

“Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia…” La frase alude al apuro con que se esta orando, a la necesidad de una respuesta inmediata, a la velocidad que necesitamos de parte de Dios (Sal 139:4). Muchas veces nos acercamos a Dios en medio de grandes apremios y nos ponemos exigentes, reclamones y apurados.

* Cuando la estamos pasando mal

Nunca estamos solos, siempre tenemos alguien cerca, para animarnos o desalentarnos, para oprimirnos o deprimirnos. En este salmo hay dos frentes que acompañan al sufriente:
1. Los que no ayudan (vers. 2 y 4): Estos son los indiferentes, los que viven de la apariencia, los que se enojan y destruyen (como la esposa de Job “… maldice a Dios, y muérete” Job 2:9); los que tiemblan de cólera (Ef. 4:26) y no tienen paz en las noches.

2. Los que deprimen (vers. 6): Aunque estos si se preocupan, sin embargo no alientan ni animan; ellos nos deprimen porque han perdido la esperanza y creen que la noche estará reinando por siempre, ellos no soportan la oscuridad, son débiles porque solo conocen una parte de Rom 13:12 “La noche esta avanzada, y se acerca el día…”

* ¿Por qué a veces la pasamos mal?

Esta pregunta permanece dentro de nosotros y pocas veces tiene una respuesta adecuada. David ha recibido una revelación de Dios mientras oraba, El le ha dicho: “Yo te he escogido para algo especial, por eso es preciso que seas probado”. Parece contradictorio, pero las pruebas son buena señal, significan que Dios esta puliendo nuestra vida para un propósito especial.

El sufrimiento de Job solo puede entenderse en el marco del propósito divino, el sufrimiento perfecciona. No es que Dios tenga una conducta sádica y que le agrade vernos sufrir, pero El sabe que todavía no hemos alcanzado la perfección, entonces se dedica a pulir y mejorar nuestra vida a través del fuego de la prueba; Pedro llego a comprenderlo “En el cual nosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo” (1 Ped. 1:6.7).

* ¿Qué hace Diosí

Mientras David esta orando, Dios escribe en el corazón de su siervo dos verdades maravillosas:
1. Cuando estaba en angustia, tu me hiciste ensanchar (vers. 1) Hay una historia hermosa que ilustra esta verdad: Gen 26: 22-30 Isaac esta siendo oprimido, pero Dios usa esta circunstancia para hacerlo ensanchar. ¿Cómo crees que viene el crecimiento y la madurez? Dios usa las angustias de la vida para hacerte crecer y madurar. Las situaciones de estrechez son variadas: enfermedades, agresiones, pobreza, stress pero de todas ellas nos librará Jehová (ver 2 Ped. 1:9). Dios sabe usar todas estas angustias para hacernos como las águilas.

2. Cuando me acuesto, al punto ya estoy dormido (vers. 8) El milagro no solo esta en el crecimiento que experimentamos cuando somos probados, también esta en la paz que llena nuestras vidas en medio de la tormenta; es como si David estuviese diciendo “Cuando llega la noche no tengo tiempo para preocuparme, porque Dios me hace dormir”. Me gusta pensar en que Dios vigilia mi sueño “Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores, pues que a su amado dará Dios el sueño” (Sal 127:2).

Son dos las obras de Dios: Usar las dificultades para hacernos crecer y regalarnos paz en medio de los problemas. Tengo una pregunta final ¿Cuándo empieza a cambiar la situación? Siempre pensamos que habrá un mañana mejor, pero cuando leemos con atención nos daremos cuenta que las cosas empiezan a cambiar mientras David esta durmiendo “Cuando te acuestes, no tendrás temor, sino que te acostarás, y tu sueño será grato. No tendrás temor de pavor repentino, ni de ruina de los impíos cuando viniere, porque Jehová será tu confianza y el preservará tu pie de quedar preso” (Prov. 3:24-25).

Aun en medio de la noche, Dios esta presente. Si El esta allí, entonces todo esta bien, meditemos en Mat. 26: 36-45

Miguel A. Bardales

Más Estudios Bíblicos:
Estudios Biblicos – Salmo del PROTECTOR en Tiempos de Cambio

Estudios Bíblicos – El Síndrome de la Amabilidad Crónica

Estudios Bíblicos – “Sí, atravesarás está prueba” (Recomendado)

ESTUDIOS BIBLICOS CRISTIANOS – SEDUCCIONES PELIGROSAS

Estudios Bíblicos Cristianos – Los peligros de las pequeñeces de la vida

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!