Enviciado durante años


Un amigo me recomendó que le escribiera. Tengo 16 años. Fui atraído a muchos vicios desde los 13, y ahora tengo miedo pues siento que no tengo escapatoria. He hecho uso de drogas que me han llevado a practicar muchos otros males. Me he visto en situaciones delicadas que otro hubiera pensado dos veces. Pero lo sigo haciendo sin poder evitarlo. Tal vez sus consejos me puedan ayudar.

Respuesta:
Me encanta su sinceridad. Millares de jóvenes han pasado por experiencias similares. Cuando yo tenía 16 años y tuve que enfrentar la vida solo, tuve miedo y quise huir, aunque no sabía adónde.

Pero afortunadamente sí, hay esperanza; sí hay una forma en que usted puede ser libre. Ante todo tiene que haber un cambio radical en su corazón. Y cuando de su propia voluntad ha resuelto escribirme usted ya está empezando a buscar el camino de la solución.

Jesucristo es el único que tiene la respuesta. En San Mateo capítulo 10, El nos dice: “El que no toma su cruz y sigue en pos de Mí, no es digno de Mí”.

Esto significa que en su corazón tiene que haber una determinación de cambio radical. El apóstol Pablo en su carta a los Gálatas, capítulo 2 dice: “Con Cristo estoy crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí”.

Usted y yo fracasamos cuando no somos controlados internamente por el poder de Dios. Necesitamos a Cristo en nuestro ser.

Por lo tanto, para no caer, para no tener miedo, para no fracasar, usted necesita un cambio de corazón. A eso se le llama “nacer otra vez”. Necesita un corazón nuevo, un poder altamente benéfico interno, espiritual y moral. Ese poder se irradiará en usted cuando Cristo guíe y controle su corazón. Le aseguro que el único que puede frenarlo y ayudarlo es Aquel que me frena y ayuda a mí; Cristo viviendo y morando en el corazón.

Su corazón, en el estado actual, está muy débil e incapaz de llegar a una solución. Pero cuando el poder de Cristo invada su corazón, nueva vida y nuevos valores van a llenar todo su ser. El apóstol Pablo dice en IIa. Corintios capítulo 10: “Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, refutando argumentos, y toda altivez que se levanta contra el deseo de conocer a Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”.

A Cristo se le invita por medio de una sencilla oración de fe. Le sugiero que ahora mismo le abra su vida a El.

Lo que me cuenta en su carta, dígaselo también a Jesucristo, quien oye la oración y la contesta, porque para eso vino al mundo, para ayudarnos a todos los humanos y liberarnos de toda maldad, de todo pecado.

Una vez que reciba a Cristo en su corazón, tiene que empaparse de las enseñanzas de la Biblia, que es la Palabra inspirada de Dios. Nadie puede entender lo que es el nuevo nacimiento sin conocer a fondo este libro maravilloso. Así que lea la Biblia, estúdiela y satúrese de ella.

No deje de escribirme cuando haya tomado su decisión por el Señor Jesús. Con Cristo va a triunfar y a vivir en victoria.

Luis Palau

Más Estudios Bíblicos:
Luis Palau – Robé unas prendas

Para Cristianos – Cinco Años Juntos

Respuestas Cristianas – Quiero serle fiel

Pregunta Cristiana: “¿Qué sucedió durante el período intertestamentario?”

¿Cómo evaluará y recompensará Dios lo que hayamos hecho por Él durante nuestra vida?

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!