Predicas Cristianas

El verdadero espíritu navideño


– ¿Qué entendemos por “espíritu navideño”?
– La palabra navidad no sale en la Biblia, pero hacemos referencia a ella, como la celebración del nacimiento de Jesucristo. Lo que si habla la Biblia es la doctrina o enseñanza de la encarnación de la segunda persona de la Trinidad: el Hijo.



– El apóstol Juan nos hace entender que Jesús es Dios. Leamos Juan 1:1. El Verbo era Dios. ¿Quién es este verbo? En el verso 14 está la respuesta: era el unigénito. Significa el Único Hijo de Dios. Juan 1:18 nos dice que ha Dios nadie le ha visto jamás. Juan 14:9 nos dice que el que ha visto a Jesús ha visto al Padre. Entonces la Biblia enseña claramente que Jesús es Dios o en lenguaje bíblico el Único Hijo de Dios o el Hijo Unigénito. El mensaje de la navidad es Juan 3:16

– Al leer Hebreos 2:17; 4:15 que Jesús era un ser humano real y verdadero. No había dejado de ser Dios; simplemente había comenzado a hacerse hombre. Es lo que llamamos la doctrina de la encarnación.

– La doctrina la encarnación la encontramos mejor explicada en Filipenses 2:5-11. Otra versión dice: “Aunque tenía naturaleza de Dios no quiso insistir en conservar su derecho de ser igual a Dios, sino que dejó a un lado lo que era suyo y tomo naturaleza de siervo, al nacer como hombre y cuando tenía forma de hombre fue, se humilló y por su obediencia fue a la muerte”.

El Nuevo Testamento no conoce una encarnación (el que Dios Hijo se hizo hombre) que pueda definirse aparte de su relación con su expiación (la muerte de Jesús en la cruz para pagar y limpiar nuestras culpas). El Calvario y no Belén es el centro de revelación y elaboración del cristianismo. Hoy separamos. Celebramos la Navidad por separado. Y en semana Santa la muerte de Cristo. Es un mismo mensaje.

La palabra clave, es la palabra que se traduce por se despojo. En griego la palabra es Kenosis que significa vaciarse, bien traducida despojarse. Es decir que Jesús estaba lleno y ahora se ha quedado vacío. Despojado

¿De que se despojó o se vacío el Señor Jesús? La respuesta la podemos encontrar en Juan 17:5. El Hijo de Dios o el Dios Hijo se despojó de su gloria. Cuando Jesús se encarno no dejó de ser Dios. El seguía siendo Dios y cuando la gente vio a Jesús estaban viendo a Dios. Pero sin su gloria. Porque así como Moisés fue cubierto por una protección especial de Dios cuando le hizo conocer su gloria, el mundo en ese tiempo conoció al Dios glorioso encarnado, es decir revestido de un cuerpo de humillación.

¿Qué es la gloria de Dios? Es la suma de la perfección de Dios. Expresada en Alabanza (por ejemplo los hombres cuando decimos que algo es glorioso, exaltamos ese algo, nos desvivimos en alabanza. La gente dice al salir de un espectáculo o de una película: “fue gloriosa”. Pero después nos olvidamos y llega el momento en el que se acaban las alabanzas. Así mismo por lugares, ciudades. Oímos. “Esta ciudad es gloriosa”. ¿La pregunta es por cuanto tiempo? Los imperios más “gloriosos” pasan y las alabanzas se acaban. El cantante más glorioso pasa de moda. Pero en contraste la Biblia nos presenta a un Dios glorioso a quién alabaremos, ¿sabe por cuanto tiempo? Por TODA la eternidad.

La gloria se expresa en poder, en majestad, en sabiduría. En perfecciones que en el estricto sentido de la palabra solo las encontramos en toda su plenitud en la divinidad. En el Dios Trino.

El mejor versículo para entender la encarnación, o como hablamos hoy en día la Navidad. Es 2 Corintios 8:9. Jesús teniendo toda la gloria del Universo, de la Creación, se despojó. Se hizo pobre. ¿Para que? Para que por su pobreza fuésemos enriquecidos. ¿Cómo nos enriqueció? Dándonos la vida eterna, a través del perdón de pecados en la cruz, en su humillación y dice la Biblia que juntamente con la salvación en Jesús nos ha dado todo. Véase Romanos 8:32 Y un día vamos a contemplar su gloria. Romanos 5:2. Es nuestra esperanza conocer la gloria de Dios.

El verdadero espíritu navideño se expresa en una palabra: DESPOJARSE
¿Desea tener un verdadero espíritu navideño? Entonces al igual que Jesús debe despojarse.

¿Por qué?

1. Porque Dios se lo pide. Filipenses 2:5

Haya este mismo sentir. Debe en nosotros haber un sincero deseo de despojarnos. Una voluntad dispuesta para dar.

Entonces tener espíritu navideño no es ese sentimentalismo de alegría, de abrazos, de compras, de comercio, sino es tener el mismo sentir que Cristo. Es decir despojarnos. ¿De que? Cristo se despojo de su gloria. ¿Fue poco de lo que se despojo Cristo? ¿Se despojó de algo que no tiene mucha importancia? Debemos despojarnos, no de lo que ya no nos hace falta, sino de aquellas cosas que son importantes para nosotros.

LO contrario del espíritu navideño. LO vemos en Filipenses 2:4, 21. Es el egoísmo. Es dar pero con egoísmo. Claro que es fácil dar a mi familia. Al jefe. A los que se han portado bien.

2. Porque es su discípulo.

Discípulo = seguidor. 1 Pedro 2:21

El espíritu navideño no brilla en el creyente que anda conforme a lo que esta de moda. El espíritu de la Navidad es el espíritu de los que como su Maestro, abrazan como principio para todos los actos de su vida el hacerse pobres, gastando y desgastándose a fin de enriquecer a los demás hombres: dando su tiempo, ocupándose, preocupándose y cuidando de los demás y no solamente de sus amigos.

El verdadero mensaje de la Navidad no lo encontramos en el pesebre, lo encontramos en la cruz. El Señor Jesús, su Maestro lo dio todo. Marcos 10:45. Su Maestro lo ha dado todo. ¿Cuánto debe dar usted? Debemos darnos por entero a nuestro Maestro.

¿Cómo pueden andar sus discípulos tan lejos de su maestro? Su maestro se despojo de todo. Sus discípulos de nada. El Maestro se dio a si mismo, sin egoísmo. Sus discípulos no dan nada por egoísmo. Todos tenemos algo que dar. Sin en nosotros no hay este espíritu navideño, es decir el darse por completo hacía los demás debemos desarrollarlo para ser como nuestro Maestro.

3. Porque Dios quiere darle una perspectiva correcta. Hebreos 10:34

Explicar Hebreos 10:34. Aquí también encontramos la palabra despojarse. ¿De que se están despojando lo hebreos? De sus bienes. ¿Con que actitud se despojan? Con gozo.¿porque razón estos locos dan su bienes, se despojan y peor aun alegres? Porque saben que tienen una riqueza que les espera en el cielo. Saben que la riquezas terrenales son pasajeras y hasta la más grande riqueza terrenal se gasta y se acaba. Saben que esa riqueza nadie les puede quitar.

Es decir ven las cosas claramente como Dios nos pide que veamos las cosas. El mundo esta en tinieblas, no puede ver. La gente no entiende que es la verdadera Navidad. Un niño entiende que Navidad es el día más feliz de su vida porque le van a dar muchos juguetes. Los adultos nos pasamos concentrados la Navidad en los Centros comerciales. Navidad es Artefacto, Comandato, Maratón, el CCI, el Recreo, el Contrabando 70% de la ropa es ilegal. ¿Eso es Navidad? ¿Un nuevo pantalón, una nueva camisa, un par de zapatos?

Todo es cuestión de perspectiva. Si usted se aferra lo terrenal no va a querer despojarse de nada. Pero si usted se aferra a lo celestial va a querer despojarse de todo. Mire el ejemplo de Abraham Hebreos 11:8-10. El ya tenía su casa, estaba muy cómodo y Dios le dice Abraham levántate, deja todo. (Imaginar lo que hubiera hecho un creyente actual). ¿Qué es lo que esperaba Abraham en este mundo? Respuesta versículo 10. La respuesta es Nada. Pablo dijo con comida y vestido estemos contentos.

Dios pide que demos con gozo no por necesidad porque el ama al dador alegre. Que ejemplo el de los Hebreos a quienes Pablo, Hebreos 10:34, escribe que se despojaron de sus bienes ¿con pena? NO sino con gozo. ¿Por qué? Porque tenían la perspectiva correcta

¿Cómo tener la perspectiva correcta? Confiando en las promesas de Dios. ¿Sabe cuando a usted le pesa dar? Cuando tiene poca fe.

Aplicación: Para aplicar este mensaje vamos a ver dos versículos y a llenar unas preguntas que les voy a entregar.

(1) Hechos 20:21. ¿Quiere ser feliz en estas navidades? Haga una cosa asegúrese de que lo que da sea más de lo que recibe.
(2) Lucas 14:12-14. ¿Quiere ser feliz en estas navidades? De, pero no al que le va a corresponder con otro regalo. Sino a aquel que no tiene como retribuirle el regalo. Por lo general damos a nuestros familiares y ellos nos dan. Eso no es espíritu navideño. Eso es darse mutuamente. Por lo menos en esta fecha deberíamos asegurarnos de que dimos más de lo que nos dieron.

Pizarra y papel para llenar con preguntas.
1. ¿Estaría dispuesto a colaborar con dólares para dar una comida para la gente que pasa necesidades?
Si es así, escriba su nombre: ___________________________________

2. ¿Desearía colaborar con algo más?
SI _____
NO _____
3. ¿Con que desearía colaborar?

4. ¿Estaría dispuesto a despojarse de algo suyo para dar a los demás?
SI _____ Teléfono: ____________
NO_____

En esta pregunta algunos pueden escribir de qué si lo tienen en mente, si todavía no han pensado pero tienen la disposición escriba solamente SI y su teléfono para coordinar entre semana.

PIZARRA: (1) Los invitados son del barrio. Personalmente veré a las personas, por lo tanto si usted quiere traer un invitado tiene que pagar un dólar extra. (2) Puede dar más allá de la base. (3) Algunos pueden ayunar como ofrenda a Dios. Y en lugar de comer ese día el dinero que destina a comer lo da para los demás (3) El plato de comida para todos es 1 dólar adulto y cincuenta centavos niños. (4) Las personas que vengan no solamente necesitan la comida necesitan un amor genuino, que se acerque comparte, se despoje de su tiempo y lo invierta en los demás. (5) usted puede traer para dar de regalo algo de lo que se despoje, no de lo que ya no le sirva. Puede ser ropa. Comida.

Conclusión

– Este sentir. Este espíritu navideño de despojarse debe estar presente en la vida de todo verdadero creyente no solo en Diciembre sino todo el año. (Proponer: hacer lo mismo en mitad de año)
– 2 Corintios 8:9. ¿Qué es la gracia? Es un regalo inmerecido dado a los hombres. (ejemplo: que le regale algo grande un desconocido) Es el principal regalo. Pero sabe lo más triste de la Navidad que se celebra la mayoría de personas. Todos abren regalos. Muchos regalos en algunos casos. Otros pocos regalos. Hasta las personas más pobres reciben algún regalo. Pero la mayoría desprecia el más grande regalo que puede recibir.
– ¿Sabe cuál es ese regalo? Ese regalo esta en la Persona de Jesucristo, que limpia de pecado su corazón, que le da vida eterna y un nuevo propósito para vivir. ¿Quiere recibir ese regalo? ¿Quiere aceptar al Señor Jesús en su corazón?

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Leave a Comment