El Grande Precio de Nuestra Salvación


El Grande Precio de Nuestra Salvación

Por precio fuisteis comprados. 1 Corintios 7:23

¡Qué precio pagó el Señor Jesús cuando murió en la cruz del Gólgota! Él fue hecho hombre para poder ir a la cruz. Allí fue dejado solo. Los seres humanos le rodeaban como enemigos. El cielo no le respondió cuando él exclamó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”.

Proféticamente David expresó la queja del Señor, diciendo:“Me han alcanzado mis maldades, y no puedo levantar la vista. Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza” (Salmo 40:12). “Estoy hundido en cieno profundo, donde no puedo hacer pie; he venido a abismos de aguas, y la corriente me ha anegado”(Salmo 69:2).

Jesús fue clavado y elevado en una cruz. En esos momentos el cielo se cerró ante él. Allí, colgado entre el cielo y la tierra, terminó muriendo bajo el castigo de Dios, porque Él cargó nuestros pecados sobre Jesús, haciéndolo pecado por nosotros. Este fue el precio que Jesús pagó por nuestra salvación. Fue el precio del amor. En el Cantar de los Cantares se dice: “Fuerte es como la muerte el amor… sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama. Las muchas aguas no podrán apagar el amor”(8:6- 7). Las olas de Dios que sumergieron a nuestro Salvador no pudieron apagar su amor. Cuando reflexionamos en todo esto, ¿no nos olvidamos de nosotros mismosí ¡Pensemos en él y adorémosle!

Clavado en cruz Jesús murió, Por mi maldad allí sufrió; En mi lugar Él se encontró, Mi salvación así compró.

Más Estudios Bíblicos:
EL SEGURO PERFECTO DE NUESTRA SALVACION

Reflexiones Cristianas – ¿Cuál es el Precio?

Reflexiones Cristianas – Una Vida no tiene Precio

Jesús la Roca de Salvación

Cristianos : El precio de la amistad con Dios

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!