El experimento de los ositos mutantes


experimento, ositos, mutantes, gominola

Hoy vamos a realizar un pequeño experimento con ositos de gominola. Los someteremos a varias pruebas para comprobar qué ocurre al mezclarlos con diferentes líquidos. ¿Los transformaremos en ositos mutantes?

Materiales

– 4 recipientes iguales (por ejemplo, vasos)
– Agua
– Vinagre
– Jugo de limón
– Bicarbonato sódico
– Sal
– Ositos de gominola

Procedimiento

Para convertir nuestros inocentes osos en increíbles osos mutantes, lo que tenemos que hacer es ir llenando los recipientes de cada una de las sustancias e introducirlos dentro.

En el primer recipiente vamos a echar agua y un par de cucharadas de sal normal. En el segundo echamos un poco de agua con bicarbonato sódico y siempre removemos bien para que se mezcle. El tercer recipiente lo llenaremos de jugo de limón y, en el último recipiente, echaremos vinagre.

Ya tenemos nuestras sustancias listas para mutar a nuestros ositos, así que lo único que nos queda es echarlos dentro.

experimento, mezcla, ositos, gominola, liquidos, mutantes

Una vez lo tengamos listo, simplemente tenemos que dejarlo reposar durante una noche.

Pasada una noche, vamos a ver el resultado. Vamos a ir sacando uno a uno los ositos, a ver qué es lo que ha ocurrido.

Como vemos, el que estaba con agua con sal no ha aumentado de tamaño pero está totalmente elástico.

mezcla, osito, gominola, disolucion, agua, sal

El que estaba en agua con bicarbonato ha aumentado increíblemente de tamaño.

mezcla, experimento, agua, bicarbonato, osito, gominola

El que estaba en zumo de limón se ha disuelto completamente, igual que el que estaba en vinagre.

osito, gominola, disuelto, jugo, zumo, limon, vinagre

Explicación

Pero, ¿qué es lo que ha ocurrido aquí?

En primer lugar, los ositos que estaban metidos tanto en vinagre como en limón se han disuelto y eso es simplemente porque estas sustancias son ácidas.

Pero, ¿cómo es posible que, en dos vasos con agua, en uno crezca el osito y en el otro se quede pequeño? Lo que hay que explicar es que, cuando introducimos algo en una disolución saturada con sal, ésta va a intentar absorber todo el agua para no estar saturada.

El osito que debería haber absorbido agua para crecer pero esta disolución lo ha impedido, por lo que se ha mantenido su tamaño. De hecho, si hubiera tenido un poquito de agua dentro, habría incluso encogido.

En cambio, el osito que estaba sumergido en agua con bicarbonato ha podido absorber todo el agua y crecer un montón.

Hemos obtenido entonces al osito elástico, al oso gigante y a los osos invisibles pero podríamos probar mucho más, así que os animamos a todos a que lo probéis en casa y experimentéis con más líquidos o disoluciones.

Aquí podéis echar un vistazo al vídeo de ExpCaseros para realizar con nosotros este divertido experimento:

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!