Predicas Cristianas

Los dones del Espíritu Santo: cuáles son? significado, cómo usarlos

Dones del Espíritu Santo

Todos los cristianos tenemos por lo menos un don y el Espíritu Santo distribuye los dones según quiere: «Todo esto lo hace un mismo y único Espíritu, quien reparte a cada uno según él lo determina» (1 Corintios 12:11). Sin embargo, la Biblia nos dice también que podemos anhelar otros dones, y nos anima a pedirlos (1 Corintios 12:31).

¿Para qué sirven los dones espirituales?

Dios los da a sus hijos para capacitarlos a trabajar juntos por el crecimiento de la iglesia. Deben usarse con unidad de propósito, por el bien común. El deseo principal debe ser siempre que Cristo sea glorificado.

A fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo. (Efesios 4:12)

Los dones no se nos dan como un premio a nuestra espiritualidad. Dios nos los regala para que sirvamos a nuestros hermanos y animarnos los unos a los otros en nuestro andar con Jesús. Al usarlos de forma correcta mostramos que Dios es real en nuestras vidas y que es él quien nos dirige.

1 Corintios 12:31

Dios nos capacita para cumplir con su obra en este mundo a través de los dones. La iglesia es más efectiva y funciona mejor cuando todos sus miembros ejercen los suyos. De lo contrario pasaría como cuando nos duele una muela, o no podemos usar la mano por alguna razón.

Nuestro cuerpo no funciona igual ni somos tan eficientes. Así mismo la iglesia sufre y cojea cuando sus miembros dejan de usar, o usan mal, los dones que Dios les ha concedido.

Algunos dones que menciona la Biblia

Sabiduría

Es el don de entender lo que favorece y lo que perjudica el proyecto de Dios. Él nos fortalece nuestra caridad y nos prepara para una visión plena de Dios. El mismo Jesús nos dijo: “Mas cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo o qué vais a hablar.

Lo que tengáis que hablar se os comunicará en aquel momento. Porque no seréis vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que hablará en vosotros” (Mt 10, 19-20). La verdadera sabiduría trae el gusto de Dios y su Palabra.

Entendimiento

Es el don divino que nos ilumina para aceptar las verdades reveladas por Dios. Mediante este don, el Espíritu Santo nos permite escrutar las profundidades de Dios, comunicando a nuestro corazón una particular participación en el conocimiento divino, en los secretos del mundo y en la intimidad del mismo Dios.

El Señor dijo: “Les daré corazón para conocerme, pues yo soy Yahveh” (Jer 24,7).

Consejo

Es el don de saber discernir los caminos y las opciones, de saber orientar y escuchar. Es la luz que el Espíritu nos da para distinguir lo correcto e incorrecto, lo verdadero y falso.

Sobre Jesús reposó el Espíritu Santo, y le dio en plenitud ese don, como había profetizado Isaías: “No juzgará por las apariencias, ni sentenciará de oídas. Juzgará con justicia a los débiles, y sentenciará con rectitud a los pobres de la tierra” (Is 11, 3-4).

Ciencia

Es el don de la ciencia de Dios y no la ciencia del mundo. Por este don el Espíritu Santo nos revela interiormente el pensamiento de Dios sobre nosotros, pues “nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios” (1Co 2, 11).

Piedad

Es el don que el Espíritu Santo nos da para estar siempre abiertos a la voluntad de Dios, buscando siempre actuar como Jesús actuaría. Si Dios vive su alianza con el hombre de manera tan envolvente, el hombre, a su vez, se siente también invitado a ser piadoso con todos.

En la Primera Carta de San Pablo a los Corintios escribió: “En cuanto a los dones espirituales, no quiero, hermanos, que estéis en la ignorancia. Sabéis que cuando erais gentiles, os dejabais arrastrar ciegamente hacia los ídolos mudos. 

Por eso os hago saber que nadie, hablando con el Espíritu de Dios, puede decir: «¡Anatema es Jesús!»; y nadie puede decir: «¡Jesús es Señor!» sino con el Espíritu Santo” (1Co 12, 1-3).

Fortaleza

Este es el don que nos vuelve valientes para enfrentar las dificultades del día a día de la vida cristiana. Vuelve fuerte y heroica la fe. Recordemos el valor de los mártires. Nos da perseverancia y firmeza en las decisiones.

Los que tienen ese don no se amedrentan frente a las amenazas y persecuciones, pues confían incondicionalmente en el Padre.

El Apocalipsis dice: “No temas por lo que vas a sufrir: el Diablo va a meter a algunos de vosotros en la cárcel para que seáis tentados, y sufriréis una tribulación de diez días. Manténte fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida” (Ap 2,10).

Temor de Dios

Este don nos mantiene en el debido respeto frente a Dios y en la sumisión a su voluntad, apartándonos de todo lo que le pueda desagradar. Por eso, Jesús siempre tuvo cuidado en hacer en todo la voluntad del Padre, como Isaías había profetizado: “Reposará sobre él el espíritu de Yahveh: espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de ciencia y temor de Yahveh” (Is 11,2).

Profecía

comunicar una palabra de parte de Dios, un versículo o pasaje, que aplica a una situación específica, con el fin de exhortar o animar.

Discernir espíritus

habilidad de percibir qué tipo de espíritu actúa en cierta situación y determinar si viene de Dios o no.

Hablar en diversas lenguas

capacidad de hablar un idioma sin haberlo estudiado para comunicar el mensaje del evangelio. También hay el don de lenguas angélicas, palabras que entiende solo Dios.

Son para la edificación personal y para tener comunión especial con él.

Interpretar lenguas

poder entender y comunicar un mensaje que se ha dado en lenguas en el idioma que pueden comprender los que están presentes.

Enseñanza

habilidad especial para transmitir las verdades del evangelio con claridad e instruir a los demás cristianos en la palabra de Dios.

Evangelismo

comparte el mensaje de salvación de una forma atractiva y relevante a aquellos que aun no han recibido el perdón de Dios.

Ayudar a otros, servir

sensibilidad especial ante las necesidades de los demás y un gran deseo de hacer todo lo posible por aliviarles la carga.

Administración

sabe organizar cosas o actividades, disfruta de la planificación, la dirección y la organización.

Ánimo

da la palabra de ánimo o motivación en el momento preciso. Tiene una disposición positiva basada en las promesas de la palabra de Dios.

Dar con generosidad

(socorrer a los necesitados): disfruta compartiendo sus recursos (tiempo, talento y dinero) con los demás, en especial con aquellos que sufren y con los que llevan el mensaje del evangelio a otros lugares.

Liderazgo, dirección

disposición especial para guiar a otros y ayudarles a crecer en su andar con Jesús.

Siente satisfacción al cuidar y alimentar espiritualmente de aquellos que Dios pone bajo su cuidado.

Mostrar compasión

amor especial, misericordia genuina por los necesitados y la habilidad de identificarse con ellos.

Fe

Todos los creyentes tienen fe en alguna medida, porque es uno de los dones que concede el Espíritu a todos los que vienen a Cristo en fe (Gálatas 5:22-23).

El don espiritual de la fe es manifestado por alguien con una fuerte e inquebrantable confianza en Dios, Su Palabra, Sus promesas, y el poder de la oración que efectúa milagros.

Sanidad

Aunque Dios aún sana en la actualidad, la habilidad del hombre para producir curaciones milagrosas perteneció a los apóstoles de la iglesia del primer siglo, con el fin de confirmar que su mensaje procedía de Dios.

Los cristianos de ahora no tienen el poder de sanar a los enfermos o resucitar a los muertos. Si ellos lo hicieran, los hospitales y las morgues estarían llenos de estas personas “dotadas” desocupando camas y féretros por todas partes.

Poderes milagrosos

También conocidos como el don de hacer milagros, es otro don de señal temporal, que implicaba realizar eventos sobrenaturales que pudieran ser atribuidos únicamente al poder de Dios (Hechos 2:22).

Este don fue manifiesto en Pablo (Hechos 19:11-12), Pedro (Hechos 3:6), Esteban (Hechos 6:8), y Felipe (Hechos 8:6-7), entre otros.

 Dones del Espíritu – ¿Qué son?

Los dones del Espíritu son habilidades especiales proporcionadas por el Espíritu Santo a los cristianos con el propósito de edificar el cuerpo de Cristo.

La lista de dones espirituales en 1ra de Corintios 12: 8-10, incluye sabiduría, ciencia, fe, sanidad, milagros, profecía, discernimiento de espíritus, hablar en lenguas, e interpretación de lenguas.

Listas similares aparecen en Efesios 4:7-13 y Romanos 12:3-8. Los dones del Espíritu son simplemente la facultad de Dios a los creyentes para hacer lo que Él nos ha llamado a hacer.

Segunda de Pedro 1:3 dice: «Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por Su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia.» Los dones del Espíritu Santo son parte de «todas las cosas» que necesitamos para cumplir Sus propósitos para nuestras vidas.

Dones del Espíritu – ¿Cuál(es) Tengo Yo?

El Espíritu Santo distribuye los dones del Espíritu como le parece mejor (1ra de Corintios 12:7-11). Dios no quiere que ignoremos cómo Él quiere que le sirvamos.

Sin embargo, es muy fácil quedarse atrapado en cualquiera que sea el don(es) espiritual(es) que tenemos, y entonces sólo servir a Dios en esa área del ministerio.

No es así como funciona. Dios nos llama a servirle obedientemente. Él nos equipará con cualquier don del Espíritu que necesitemos para completar la tarea o tareas para la que nos ha llamado.

Sí, Dios llama a algunos a ser maestros y les da el don de la enseñanza, pero eso no excusa a la persona de servir a Dios de otras maneras también.

¿Es beneficioso saber qué don(es) espiritual(es) nos ha dado Dios? Por supuesto que lo es.

¿Es incorrecto enfocarse tanto en los dones espirituales, que perdemos otras oportunidades para servir a Dios? ¡Sí!.

EL FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO

Son los frutos que produce el Espíritu Santo en la vida del cristiano

El cristiano es como los árboles: cuando está maduro dará sus frutos; por sus frutos os conocerán (Mt 12, 33). Cuando los árboles están maduros, darán unos frutos que no son agrios, sino dulces y buenos a la vista.

Los santos son quienes han sabido dar todos estos frutos y han sabido practicar las virtudes cardinales (prudencia, justicia, fortaleza, templanza). Ojo, que no hay que confundir estos frutos con la vivencia de los valores humanos.

AMOR

Es la traducción del griego: «AGAPE». Significa: afecto, buena voluntad, amor, benevolencia, espíritu afectuoso, «la habilidad el poder y la determinación de amar a la gente que no queremos».

Pablo empieza la lista del fruto del Espíritu con «AGAPE», amor que realmente hace que el resto de las manifestaciones sean una consecuencia, sin amor no puede haber las demás características pero con el todo son una consecuencia natural y lógica, por que el amor se extiende y se manifiesta a las demás características del Espíritu.

El amor es un don de Dios, es un atributo de Dios por que Dios es amor. (1Jn.4:8).

El amor es la base fundamental para la manifestación de los dones ministeriales. (1Cor.13:1-13). Según Colosenses el amor es la virtud que une todas las características en perfección o como otras versiones traducen: El amor es el vínculo de perfección; vinculo Perfecto.

El amor es el cumplimiento de la ley» Así que el Cumplimiento de la ley es el amor. (Rom.13:10).El Amor tiene la virtud de vitalizar y de poner en acción la fe.

GOZO

De la voz griego: «JARA». Que significa: alegría, gozo, de ALLY el infinitivo: JOIREIN: regocijarse, estar contento, gozoso, estar lleno de gozo. Este verbo se usa en el N.T.

El gozo tiene que ver con la alegría permanente del individuo que cree en cristo como toda La iglesia está llamada a experimentarlo.

Una calidad de vida basada en lo eterno y segura relación del hijo de Dios con su padre celestial.

El culto del Antiguo Testamento rebosaba de Gozo y este se expresaba en fiestas y tumultuosas celebraciones, el salterio hebreo era una clara manifestación del gozo centrado con frecuencia en el templo.(Sal.16:8)(Sal 42:4)

En el NT. El evangelio es proclamado con gozo, como el nacimiento de JESUS, su entrada triunfal y su resurrección son destacadas en un marco de gozo. (Lc.2:10- Mr.11:9).

El gozo del cristiano es tan inclusivo y permanente que puede sentirse, al descubrir la voluntad de Dios.

(Mt.2:10).Al sacrificarse por causa de Cristo. (Mt.13:44)Al Testificar de Cristo.(Lc.10:17) O al tener un encuentro personal.(Lc.24:52).

En realidad Cristo mismo es la furente de gozo por encima de las circunstancias de la vida. Por Ej. PABLO Y SILAS. Estaban gozosos en la prisión en Filípos por causa de Cristo. Hch.16:25. Cp. Jn.16:20.

El elemento de gozo fue una marca distinta de la iglesia en sus inicios. (Hch.2:46)»perseverando unánimes cada día en el templo en el partimiento del pan y en las casas, comían juntos con ALEGRIA y Sencillez de corazón.

Otro ejemplo podemos poner del ETIOPE. Siguió gozoso su camino (Hch.8:39) a pesar de la persecución en Antioquia de Psidia «Los discípulos estaban llenos y del Espíritu Santo». (Hch. 13:52)

PAZ

Una de las cualidades del carácter del cristiano que representa la palabra «SHALOM»: Significa: Un Bienestar total, que implica también tranquilidad serenidad del espíritu.

El énfasis aquí esta en la paz con Dios, una bendición basada en la relación con Dios, también comprende la paz con uno mismo y con las circunstancias, Dios es llamado Dios de Paz.(Rom.15:33- 16:20

La paz interior es el don de Cristo o un regalo hecho a nosotros (Jn.14:27 – Jn. 20:19).La paz exterior es la relación con Dios que desea que tengamos con nuestros prójimos que vivamos con ellos en armonía, en tranquilad mantengamos una amistad buena y sincera. (Mt.5:9) (Mt. 12:14)

PACIENCIA

Del griego: «MAKROTHYMIA» .Significa: longanimidad, apacibilidad, indulgencia.

No hay espíritu de rencor, es un equilibrio de todos los temperamentos y pasiones, completamente opuesto al enojo.

Cuando hay paciencia hay constancia, firmeza y perseverancia, el que es paciente es tolerante, clemente indulgente, Significa también: Resistir con paciencia.

En el A.T. Bíblicamente es una sujeción ejercida por Dios, que se origina en el amor de Dios. «AREK» en (gr.) Significa «LARGO».

Se dice que Dios es largo, o lento para airarse, esta idea se expresa exactamente en longanimidad, definida como por un prolongado aguante mental antes de dar lugar a la ira.

La paciencia del cristiano con respecto a las personas (MAKROTHOMYA).Debe ir parejo.

Dios es el que otorga esta paciencia semejante a la de Cristo (Rom.15:5) (2Ts.3:5) Paciencia significa: saber sufrir, para el cristiano es saber resistir a la prueba lo que dice Pablo en (1ª Cor.13) el amor es sufrido, benigno, todo lo sufre todo lo soporta, todo lo espera, paciencia es saber soportar las debilidades y provocaciones de los demás.

La paciencia es lo opuesto a la impaciencia humana, ha de ser contemplado mas bien como la paciencia de Dios que ha operado internamente, la paciencia infinita de Dios no tiene limites.

La paciencia ha de ser comunicada directamente al creyente a través de la manifestación y presencia de Dios en su vida, no solo se dice que es atributo de Dios si no que El es Señor de su gloria para toda paciencia y longanimidad (Col.1:11) (Tito.1:16)

Esta paciencia es una virtud que debe esperarse en la vida de cada creyente en medio de las mas vitales direcciones acerca de la responsabilidad de andar dignamente (Ef.4:2-3) (2Tim.2:10. – 4:2) (Stg.6:7:8).

BENIGNIDAD

También significa AMABILIDAD, Es ser amable con otro, todo lo contrario a la dureza. Viene de griego: «JRESTÓTES».

Significa: bondad, integridad, excelencia de carácter, el adjetivo «JRESTOS» significa benévolo.

(Lc.5:39)(1Pe.2:3).También significa: bueno en carácter.

La benignidad es atribuida a Dios como uno de los atributos morales y esto se relaciona con la conducta del creyente (1Cor.15:33) (Ef.4:32).

La benignidad se asocia con su misericordia por que Dios es rico en Misericordia, en relación al creyente debe ser misericordioso.

Perdonar como Dios nos ha mostrado. (Col.3:12) en este caso el ropaje (Vestíos) que es la benignidad despojando todo lo que sea opuesto a ella, esto significa poner a un lado algo inferior por algo superior contrario a lo áspero (Temperamento malo)

Benignidad es la suavidad de carácter, tranquilidad del espíritu, una disposición reposada para tratar con cortesía esta operación lo hace el Espíritu Santo en el corazón del cristiano que es benigno, no anda mal humorado o amargado.

Al contrario corrige, endulza el carácter irritable. Hace el corazón bondadoso, y hacemos felices a lo más que podemos a aquellos que nos rodean.

BONDAD

Es la traducción del griego: «AGATHOSUNE». Significa: «benevolencia, bondad, rectitud de corazón y de vida», cualidad de hombre bueno (Agathos): bueno.

Por lo tanto significa más generosidad. Guiar a buenas obras, tener un carácter bueno mostrar nuestro amor cristiano con hechos a los demás y a nuestros prójimos.

En Dios la bondad es infinita, la Biblia nos lo demuestra. Dios dijo a Moisés, después que éste hubo intercedido por Israel» Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro y proclamare el nombre de Jehová delante de ti, y tendré misericordia por Israel y seré Clemente. (Ex.33:19).

En la perfección que Dios tiene el Salmista escribió,»¡Cuan grande es tu bondad, te has guardado para con los que te temen, que has mostrado para los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!»

La bondad es aquella que nos impulsa al arrepentimiento de un perverso corazón.

Si el cristiano anda en la luz, deberá manifestar bondad, la bondad se asocia con la justicia y la verdad con diferentes manifestaciones de un mismo fruto, como en (Galatas: 5: 22,23) donde el fruto del espíritu tiene nueve manifestaciones o características.

FE

Del griego «PISTIS». Significa: «Fidelidad» el carácter de uno se puede confiar, señala el significado pasivo de la fe, Digno de confianza, fidelidad, honestidad, confianza en el tratos de uno con otros, lealtad. En Galatas 5:22.- «FE».

No es la confianza en Jesucristo para la salvación, ni tampoco como una doctrina teológica. Es una virtud ética, es una virtud que distingue al cristiano en sus relaciones y vivencias por lo tanto, PISTIS, aquí no significa fe de cree meramente al azar, si no FIDELIDAD, honestidad, lealtad, puede ser usada esta palabra en sentido de fidelidad.

Un hombre fiel en sus palabras, promesas, un hombre en quien se puede confiar y creer, el cristiano es fiel como hombre, como vecino, amigo, esposo, padre, hijo, fiel en sus contratos y en sus promesas.

También consideremos la fe, que hace accesible a Dios, en un creyente que tiene el Espíritu de Dios, su fe no menguara jamás, fe viva en la cual no hay duda, no solo para la salvación sino que también opera en los dones y ministerios que Dios (Espíritu) dio.

Fe es también el gozo, el regocijo que brota del sentir misericordia divina, lo comunicado del alma del perdón de sus iniquidades y de la gloria eterna, que comienza a gozar con el perdón de sus pecados.

MANSEDUMBRE

Este proviene del griego: «PRAUTES». Significa: gentileza, afabilidad, mansedumbre, amistad dulce opuesto a aspereza, mal temperamento, enojo repentino, la mansedumbre soporta la incomodidad, este fruto se puede manifestar cuando están totalmente rendidos a Dios.

La mansedumbre de Dios no implica debilidad, el creyente lleno del Espíritu Santo manifestara mansedumbre, el también puede conocer el poder de la indignación, pero así mismo será manso.

El elevado lugar que se concede a la mansedumbre en la lista de las virtudes humanas se debe al ejemplo y a la enseñanza de Jesucristo.

Por ejemplo la mansedumbre de Moisés aunque retenía la fortaleza del liderazgo, se mostró dispuesta a aceptar daños personales, sin resentimiento o recriminación.

En el Nuevo Testamento, la palabra mansedumbre se refiere a una actitud interior, es parte del fruto del carácter semejante al de Cristo producido solamente por el Espíritu Santo.

(Gal.5:23).Los mansos no se recienten ante la adversidad, debido a que aceptan todo como efecto sabio y amoroso propósito de Dios.

El que tiene mansedumbre soportara a los unos y a los otros, aun con sus palabras responderá con mansedumbre. la cual conduce a una perfecta cortesía para que podamos reprender sin rencor .

Discutir sin intolerancia, encarar la verdad sin resentimiento, enojarse sin pecar, ser amables y sin embargo no ser débiles.

La mansedumbre una manifestación del fruto del Espíritu, es evidente que las personas solamente lo puedan manifestar cuando están rendidas a Dios y cuando la presencia del Espíritu Santo domina en su totalidad en el hombre

TEMPLANZA

De la palabra griega: «ENGKATEIA». Significa: El control de uno mismo, conocido también como «DOMINIO PROPIO», es una de las virtudes cristianas cardinales en la templanza, se nos amonesta a ser moderados y equilibrados en nuestra conducta, Es el control propio en el pensamiento, en nuestro enojo, nuestro hablar, el ejercicio del dominio propio refleja el poder de Dios en nuestra vida.

El Apóstol Pablo emplea el termino en relación con el obrar del Espíritu de Dios, así que no ensalza la voluntad el hombre natural, si no que nos hace ver que la vida espiritual abarca el control de las paciones y los impulsos que son propios del viejo hombre, así comprendemos como llega a ser una manifestación del fruto del Espíritu.

Es claro entonces que «EGKRATERA». En (Galatas 5:23) se usa en oposición o inmortalidad, impureza, libertinaje, y embriaguez, que se mencionan previamente como obras de la carne. El dominio propio contra los apetitos sensuales.

CONCLUSIÓN

El fruto del Espíritu Santo tienen en si una relación mutua que ninguno de los nueve están separados, todos están juntos en esencia pero basados en el amor. No debemos confundir «Obras de la Carne» con el «Fruto del Espíritu», existe una gran e incomparable diferencia.

Las manifestaciones de la carne son llamados OBRAS por que son hechos y actos del resultado del interior del hombre, cuando esta sin la gracia de Dios y son clasificados como PECADOS, «IMPUREZA MORAL» «INMORALIDAD, INMUNDICIA», pecados de ocultismo y todo lo que sigue en (Gal.5:19-21)

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!