Diazepan – Para qué sirve, Dosis, Usos y Efectos Secundarios


¿Para qué sirve?

El diazepam es un tranquilizante suave de la clase de medicamentos conocidos como benzodiazepinas. Se vende más comúnmente en los Estados Unidos bajo la marca Valium. La forma genérica de este medicamento también está disponible.

¿Qué es?

El diazepam es un fármaco psicotrópico. Es decir, es un depresor del sistema nervioso central. Por tanto, lo queramos o no, lo que hace el  famoso Valium como el resto de benzodiacepinas es “disminuir” la actividad del cerebro.

Lo consiguen actuando en distintas áreas del sistema límbico, del tálamo y el hipotálamo. Asimismo, una de sus principales ventajas es que no interacciona con el sistema nervioso autónomo periférico. Es decir, no producirá ningún  efecto secundario extrapiramidal (problemas motrices como discinesias o distonías).

Los neurocientíficos deducen que su acción se inicia al unirse a los receptores GABA para inhibir su actividad. Después de ello, el funcionamiento de ciertas áreas del cerebro se ralentizan para experimentar un estado prolongado de somnolencia, descenso en la ansiedad y relajación de los músculos.

Propósito

El diazepam se utiliza a corto plazo para tratar a pacientes con ansiedad de leve a moderada. También se utiliza para tratar algunos tipos de convulsiones (epilepsia), espasmos musculares, tensión nerviosa y síntomas relacionados con la abstinencia alcohólica.

Descripción

El diazepam es uno de los muchos tranquilizantes químicamente relacionados en la clase de medicamentos llamados benzodiazepinas. Las benzodiazepinas son medicamentos sedantes-hipnóticos que ayudan a aliviar el nerviosismo, la tensión y otros síntomas de ansiedad al disminuir la velocidad del sistema nervioso central.

Para hacer esto, bloquean los efectos de un químico específico involucrado en la transmisión de los impulsos nerviosos en el cerebro, disminuyendo el nivel de excitación de las células nerviosas. Todas las benzodiacepinas, incluyendo el diazepam, causan sedación, somnolencia y reducción de la agudeza mental y física.

Dosis

La dosis típica de diazepam utilizada para tratar la ansiedad o las convulsiones en adultos sanos varía de un total de 6 miligramos (mg) a 40 mg por día administrados en tres o cuatro dosis.

A las personas mayores (mayores de 60 años) generalmente se les dan dosis más bajas en el rango de 4-10 mg por día para tratar la ansiedad o la tensión nerviosa.

Para el tratamiento agudo de las convulsiones, se administra una dosis mayor de diazepam por vía intravenosa (directamente en la vena) sólo en un entorno médico controlado, como un hospital o una sala de emergencias. Para la abstinencia alcohólica, la dosis típica es un total de 30-40 mg al día administrados en tres o cuatro dosis.

La dosis típica para un niño mayor de seis meses con ansiedad o convulsiones es un total de 3-10 mg por niño dividido en varias dosis. En general, los niños reciben dosis más bajas de diazepam incluso cuando tienen un peso corporal equivalente al de un adulto pequeño. El diazepam generalmente se toma en forma de píldora, pero a veces se utiliza una forma inyectable cuando se está presentando una convulsión grave o cuando los espasmos musculares son graves. También existe una forma oral líquida del medicamento.

Precauciones

Los ancianos, los niños y las personas con problemas de salud significativos deben ser evaluados cuidadosamente antes de recibir diazepam. Los niños menores de seis meses no deben tomar diazepam. Además, las personas con antecedentes de enfermedad hepática, enfermedad renal o aquellas con niveles bajos de una proteína en la sangre llamada albúmina necesitan ser evaluadas cuidadosamente antes de comenzar este medicamento.

Las personas que toman diazepam no deben conducir, operar maquinaria peligrosa o participar en actividades peligrosas que requieran vigilancia mental, ya que el diazepam puede causar somnolencia. El alcohol y cualquier droga que trate enfermedades mentales no deben usarse cuando se toma este medicamento. Las personas que hayan tenido previamente una reacción alérgica a cualquier dosis de diazepam o a cualquier otro medicamento benzodiazepínico no deben tomar diazepam. Las personas con glaucoma agudo de ángulo estrecho no deben tomar diazepam.

El médico que receta debe ser consultado regularmente si el diazepam se toma consistentemente durante más de dos semanas. El diazepam y otros medicamentos de esta clase pueden crear hábito. El diazepam puede convertirse en una droga de abuso y debe usarse con precaución en pacientes con antecedentes de abuso de sustancias. Las personas que toman diazepam no deben dejar de tomar el medicamento abruptamente. Esto puede llevar a efectos de abstinencia como temblores, calambres estomacales, nerviosismo e irritabilidad.

Embarazo y lactancia

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Si está o sospecha estar embarazada, o bien desea estarlo, deberá informar a su médico antes de comenzar el tratamiento, y él decidirá la conveniencia de que tome o no Diazepan Prodes.

El diazepam se elimina por la leche materna por lo que no se recomienda su utilización durante el período de lactancia; si su médico considera que usted lo tiene que tomar, deberá sustituir la lactancia natural.

Conducción y uso de máquinas

Durante el tratamiento con Diazepan Prodes, no deberá realizar actividades peligrosas que requieran un estado de completa alerta mental, tales como manejo de maquinaria peligrosa o conducción de vehículos.

Información importante sobre algunos de los componentes de Diazepan Prodes

Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

Efectos secundarios

La ansiedad, los latidos irregulares del corazón, el olvido, la depresión mental y la confusión son efectos secundarios que podrían requerir atención médica inmediata. Sin embargo, estos efectos secundarios no son comunes cuando se toma diazepam. Aún menos comunes, pero graves, son los cambios de comportamiento, la presión arterial baja, la debilidad muscular y el color amarillento de los ojos o la piel (ictericia). Los efectos secundarios más comunes, pero menos graves, incluyen somnolencia, torpeza, dificultad para hablar y mareos. Raros entre estos efectos secundarios de menor gravedad son los calambres estomacales, el dolor de cabeza, los espasmos musculares, las náuseas, los vómitos y la sequedad de boca.

Una vez que una persona deja de tomar diazepam, los siguientes efectos secundarios podrían ocurrir por la abstinencia: dificultades para dormir, nerviosismo e irritabilidad. Los efectos secundarios menos comunes de la abstinencia incluyen confusión, calambres abdominales, depresión mental, sensibilidad a la luz, náuseas, temblores y aumento de la sudoración. Efectos secundarios raramente vistos incluyen convulsiones, alucinaciones y sentimientos de desconfianza en el paciente.

Interacciones

El diazepam interactúa con una larga lista de otros medicamentos. Cualquier persona que comience a tomar este medicamento debe revisar los otros medicamentos que está tomando con su médico y farmacéutico para detectar posibles interacciones. Los pacientes siempre deben informar a todos sus proveedores de atención médica, incluidos los dentistas, que están tomando diazepam. El diazepam puede sumarse a los efectos depresivos de otras drogas depresivas del sistema nervioso central (por ejemplo, alcohol, otros tranquilizantes o pastillas para dormir) cuando se toman juntos. En casos severos, esto puede resultar en la muerte.

Varios medicamentos reducen la capacidad del diazepam para ser descompuesto y eliminado del cuerpo. Esto resulta en niveles más altos del medicamento en la sangre y aumenta la probabilidad de que ocurran efectos secundarios. Estos medicamentos incluyen varios antibióticos, como la eritromicina, fármacos antiácidos estomacales, como la cimetidina (Tagamet), y fármacos antimicóticos, como el fluconazol. El alcohol no debe usarse cuando se toma diazepam y otras drogas benzodiazepinas. Otros medicamentos que se usan para tratar los trastornos mentales no deben combinarse con diazepam a menos que el paciente esté bajo la supervisión y el control cuidadoso de un médico.

Dosis – Si olvida una dosis

Para obtener el mejor beneficio posible, es importante recibir cada dosis programada de este medicamento como se indica. Sí se le olvidó tomar su dosis, comuníquese de inmediato con su médico o farmacéutico para establecer un nuevo horario de dosificación. No duplique la dosis para ponerse al día.

Sobredosis

Si alguien tiene una sobredosis y tiene síntomas graves como desmayo o dificultad para respirar, llame al 911. De lo contrario, llame a un centro de control de envenenamiento de inmediato. Los residentes de los Estados Unidos pueden llamar a su centro local de control de envenenamientos al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial de control de envenenamientos. Los síntomas de sobredosis pueden incluir: convulsiones.

Notas

No comparta este medicamento con otros. exámenes de laboratorio y/o médicos (como conteo sanguíneo completo, pruebas de función renal) deben hacerse mientras esté usando este medicamento. Cumpla con todas las citas médicas y de laboratorio.

Almacenamiento

Consulte las instrucciones del producto y a su farmacéutico para los detalles de almacenamiento. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas, no tire los medicamentos por el inodoro ni los vierta en un desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche adecuadamente este producto cuando esté caducado o ya no sea necesario. Consulte a su farmacéutico o a su empresa local de eliminación de residuos.

Descargo de responsabilidad: Ministros ha hecho todo lo posible para asegurarse de que toda la información sea correcta, completa y actualizada. Sin embargo, este artículo no debe utilizarse como sustituto del conocimiento y la experiencia de un profesional de la salud con licencia. Siempre debe consultar a su médico u otro profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.

La información sobre medicamentos aquí contenida está sujeta a cambios y no pretende cubrir todos los posibles usos, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones entre medicamentos, reacciones alérgicas o efectos adversos. La ausencia de advertencias u otra información para un medicamento determinado no indica que el medicamento o combinación de medicamentos sea seguro, efectivo o apropiado para todos los pacientes o para todos los usos específicos.

MINISTROS © copyright TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Referencias:

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página Web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) //www.aemps.gob.es/

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!