»Cristo Rompe Las Cadenas De La Homosexualidad»


Siendo un niño mis padres me enviaban a la Iglesia Católica. Allí fue donde comencé a escuchar por primera vez el nombre de Dios, Jesús y del Espíritu Santo. A pesar que es una religión que profesa la idolatría, Dios había comenzado un trato especial con mi vida.

A la edad de 19 años mi vida experimento una experiencia fuerte y triste y fue que perdí a mi querido padre, sufrí mucho, pero no me percataba que había un Padre Celestial que me amaba y estaba esperando que yo clamara a el, para el venirme a consolar y llenarme del gozo inefable.

Pero no lo hice así, comencé a juzgarlo, a cuestionarle, a preguntarle el por que de las cosas que mi vida estaba experimentando y le eche toda la culpa a el. Las cosas fueron de mal en peor por que comencé hacer cosas que nunca pensé que las iba hacer. Conocí personas del bajo mundo las cuales me llevaron al vicio de las drogas, cigarrillos y del alcohol. No fue fácil el cambio que mi vida estaba experimentando, ya me encontraba en un círculo vicioso, lleno de drogas y prostitución.

Cuantas veces desee morirme y matarme, pero no lo lograba, parecía como si la muerte escapara de mí. Pero ahora comprendo que sencillamente la misericordia de Dios era sobre mí. Pero el enemigo seguía enredándome en sus redes, impidiendo que la bendición del Señor llegara a mi vida.

Necesitado de amor, cariño y comprensión, conocí a un grupo de homosexuales los cuales influyeron mucho en mi vida y en lo cual comencé a pensar que yo iba hacer con mi vida. Era una decisión grande que iba a tomar. Pensaba en el sufrimiento que le iba a ocasionar a mi querida madre y a la familia.

Pero el enemigo se aprovecho del momento y comenzó a maquinar en mi mente, a decirme que en ese ambiente yo iba a encontrar lo que tanto estaba buscando, la solución para mis problemas, para mi necesidad, la cual era el gran vació que había en mi corazón. Pero sin pensar en mi familia decidí entrar al ambiente homosexual, en otras palabras salí del closet. No fue fácil enfrentar el cambio de mi vida social, ya que siempre lo tuve oculto esa parte de mi vida, y ahora tenia que enfrentar en mi propia carne el rechazo, el desprecio de mis amistades y de mi familia y también tuve que ver el sufrimiento que le ocasione a mi querida madre, con mis propios ojos.

Pasaron los años y yo seguía con mi soledad, sentía que había un vació mas grande en mi vida, que nada de lo que ofrecía el mundo lo pudo llenar. Esos 4 años que estuve en el ambiente, me trajeron más sufrimientos y más dolor por que allí no pude encontrar lo que tanto estaba buscando. Cuantas veces me tiraba de rodillas, sin saber lo que estaba haciendo y le preguntaba a Dios el por que de mis sufrimiento, pero el enemigo seguía maquinando y dominando mi vida, me decía que nadie me quería y que nadie se preocupaba por mi. Todo era mentiras de Satanás, por que si había uno que me quería, que me amaba y se preocupaba por mi vida, pero yo no me percataba que el existía y estaba esperando que yo clamara a el y le hubiera las puertas de mi corazón para el obrar en mi vida como yo lo estaba deseando.

En el mes de junio del 1999, decidí viajar a los Estados Unidos al área del Bronx, para continuar con mi vida y para tener un cambio y así poder encontrar una solución para mis problemas. Comencé a trabajar y hacer mi vida de pecado. Pasaron los meses y comencé a sentirme solo, el vació que había en mi vida era cada vez más grande. Allí comenzó Dios a tratar con mi vida. Ya no me encontraba en vicios de ninguna índole. Me puse a analizar mi vida y me decía lo he tratado todo en esta vida, pero nada me ha resultado, Todo fue un engaño, una trampa del enemigo para destruir mi vida, pero que Dios no se lo permitió por que había una iglesia orando y ayunando por mi vida.

En el mes de agosto de 1999, fui a visitar a mi tía que es cristiana, y le comente la necesidad que había en mi vida, y que deseaba visitar su iglesia algún día. Ella me invito para la iglesia donde ella persevera, y al otro día decidí ir con ella. Comencé a asistir a los cultos y a la escuela dominical, donde Dios comenzó a tratar con mi vida. Pero aun el enemigo seguía maquinando en mi mente, tratando de impedir que yo conociera a Dios y me rescatara del lodo cenagoso que estaba viviendo.

El día 15 de agosto de 1999, asistí al culto y escuche el mensaje de la Palabra de Dios, el cual quebranto mi corazón, rompió las cadenas que me ataban, saco las dudas y preguntas que había en mi corazón. Dios trato muy especialmente con mi vida, que esa misma noche aseste a Jesús como mi único y verdadero salvador y desde ese mismo instante me hizo una nueva criatura para la Gloria de Dios. Y no me arrepiento de haber dado este paso de fe. Y hoy 15 de enero de 2006 estoy pastoreando la Iglesia Pentecostal “Puerta de Sanidad”, Inc. del barrio Palomas de Yauco, Puerto Rico.

Y además hoy puedo decir que fue Dios el que trato con mi vida y es el que me ha ayudado a perseverar en este camino. Por eso siempre estaré agradecido de mi Dios y no me cansare de decirle a este mundo entero que si hay un Dios que ama y transforma las vidas que aceptan a Jesús como su único y verdadero salvador, sin importarle en que lodo cenagoso se encuentre. Solo Dios busca corazones donde poder morar, hasta que venga a buscar su iglesia.

“Si Dios lo hizo conmigo, también lo puede hacer contigo, no importa tu situación, no como tu estés de arrastrado, ni cuales sean tus ataduras. Para Dios todas las cosas son posibles. El solo quiere salvarte. Ven a Cristo, HOY. Rinde tu corazón al el, por que el derramo su sangre para redimir tu alma. Por que Dios te ama y quiere salvarte de las garras de Satanás y entregarte la corona de la vida eterna. Pero la decisión es tuya. Dale tu corazón a Cristo y el te ayudara en este caminar y te hará una nueva criatura, así como lo hizo conmigo. No lo pienses mas y ven a Jesús que el te esta esperando con los brazos abiertos para ayudarte.

Si deseas me puedes escribir a la siguiente dirección:

Herminio Feliciano
P.O. BOX 830
Yauco, P.R. 00698-0830
Teléfono: (787) 856-3709
Me puedes llamar para la oración o para alguna ayuda que necesites o necesite tu familia. Estamos para ayudarte en este camino. Si necesitas hablar no dudes en llamar.

E-mail: Herminio@Coqui.net

Que Dios le continué bendiciendo grandemente y la gloria es de Dios y solamente de El.

Gracias Padre Celestial por todo lo que has hecho, haces y harás en mi vida. Mi vida completamente es para ti, has de mí como tú quieras.

GRACIAS DIOS. Amen

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!