Ultima Hora

Sacerdotes Descendientes de Aarón se preparan para entrar al “Lugar Santísimo” en el Tercer Templo

Por primera vez en 2000 años, un grupo de sacerdotes de la orden sacerdotal judía que viven en Jerusalén está siendo preparados para entrar en el Lugar Santísimo, lugar de acceso restricto a ellos, según el Antiguo Testamento.

Como no se sabe su lugar exacto, muchos rabinos prohíben a los judíos subir al Monte del Templo, teniendo desobedecer la Torá. Sin embargo, la organización de “Respuesta Rápida de Desastres” en Israel, ZAKA, anunció la decisión de mudar su política después de los recientes conflictos en el lugar, los cuales dejaron varios muertos.

Esta tragedia sirvió para alertar a las autoridades religiosas que un plan de rescate especial necesita ser llevado a cabo. “Cuando el pueblo judío no actuando con rapidez, Dios permite algo para forzarlo a apurarse”, dijo Yaakov Hayman, un conocido activista para la construcción del Tercer Templo. “No estábamos preparándonos para esto, por lo tanto sucedió algo que nos obligó a lidiar con esta posibilidad”.

La “nueva situación”, explicó, hizo que fuese retomado el entrenamiento de los Kohanim, descendientes directos del sumo sacerdote Aarón. Hace cerca de 2000 años que eso no sucedía.

Inicialmente, el propósito de ellos no será ofrecer sacrificios o interceder por el pueblo judío, sino recuperar cuerpos, en caso de que sea necesario. El Instituto del Templo viene entrenando sacerdotes, pero ninguno con esta tarea específica.

El Consejo, liderado por el Rabino Avigdor Nebenzahl, decidió que existe una “obligación religiosa” de remover cada cuerpo muerto del Monte del Templo: Judíos, gentiles e incluso de terroristas. Pero en determinadas situaciones, sólo los Kohanim podrían realizar ese trabajo.

El hecho es que el contacto con los cadáveres los volvería ritualmente impuros, pero la decisión del Consejo de Rabinos es que ellos no deben permitir que todo el lugar sea “contaminado”.

“El entrenamiento exigirá entendimiento de leyes de la Torá que nuestro pueblo no usa hace millares de años, diferentemente de la mayoría de las leyes que seguimos una vez por año, mensualmente o incluso diariamente”, explicó el presidente de ZAKA, Yehuda Meshi-Zahav.

Luego de un encuentro del Consejo Rabínico del ZAKA, fue anunciado que “el Monte del Templo es nuestro lugar más sagrado y hay una exigencia de que todos los objetos ritualmente impuros sean removidos lo más rápido posible”.

Obviamente, la decisión trajo esperanza de que eso tenga consecuencias proféticas. “Y claro, esperamos que al dar al Monte del Templo el debido respeto que merece, adelantaremos la llegada el Mesías. Queremos que la Redención venga lo más rápido posible”, explica Meshi-Zahav.

“Ciertamente, algo interesante está sucediendo aquí,” dijo el rabino Ari Kahn, miembro del Consejo y uno de los principales líderes religiosos del asentamiento Giv’at Ze’ev. El destaca que es impresionante ver a los rabinos tomando decisiones que no han sido tomadas desde hace centenas y centenas de años.

La selección de los primeros Kohanim preparados para la tarea ya comenzó. Ellos recibirán entrenamiento religioso, así como también de primeros auxilios. Los miembros de ese equipo deben ser “personas religiosas, temerosas de Dios y conocedoras de la ley judía”, según dijo el consejo.

Fuente: Gospel Prime

About the author

Yolimar Sandoval