La EEA publica un documento sobre “cómo responder a la agenda de los derechos LGTBI”

La Alianza Evangélica Europea (EEA, por sus siglas en inglés) ha publicado recientemente un documento “para ayudar a los líderes evangélicos a pensar sobre cómo responder a la agenda de los derechos LGTBI en la vida pública”. Los autores del informe LGTBI+Derechos-Respondiendo para cambiar el mundo afirman “orar para que renueve la confianza de la gente a la hora de continuar promoviendo un enfoque de buenas noticias a las cuestiones de sexualidad y familia”. 

La guía llega después de una “discusión colaborativa, escrita y aprobada por el personal de la EEA, los miembros y el Equipo de Autorización de Políticas Pública, elegidos por la membresía de la institución”, explica la Alianza. “Esto incluye breves reflexiones teológicas sobre la sexualidad” y “provee cuestiones para que los evangélicos mediten de qué manera deben hablar y actuar, siendo embajadores de Cristo en cuestiones tan sensibles”. El documento también destaca las conclusiones de la EEA en su política sobre los derechos LGTBI.

“LOS CRISTIANOS ESTÁN LLAMADOS A PROCLAMAR EL BUEN REGALO DE DIOS DE LA FAMILIA”

Según la EEA, “las actitudes públicas sobre el sexo y la vida familiar han estado cambiando a lo largo de Europa durante los últimos 50 años”. “En Occidente, sobre todo, las naciones se han alejado mucho del entendimiento bíblico del sexo y la familia […] Las personas, especialmente los niños, están siendo dañadas”, puede leerse en el comunicado. 

Por eso, “los cristianos creyentes en la Biblia están llamados a proclamar el buen regalo de Dios de la familia, basado en el matrimonio heterosexual y monógamo, como la unidad relacional básica y crucial en la sociedad”, añade la Alianza. “Alejarse del patrón de Dios para la vida familiar no es una opción para los cristianos evangélicos”, advierte la entidad. 

COMUNICANDO LA VERDAD

La EEA considera que “el llamado de la iglesia es presentar a los pecadores el caso relacionado con el deseo de Dios para la vida familiar con gracia, en lugar de juzgarlos”. “Hay un lugar para advertir, especialmente cuando la sociedad en su conjunto está dejando de lado una ética basada en la creación, pero el principal trabajo de la iglesia debería ser el de comunicar una mujer historia que las ideologías seculares; explorar la belleza de la de la visión bíblica del sexo y el matrimonio”. 

La entidad “aboga por un espacio público en el que toda persona, sin importar su fe o cosmovisión, pueda entrar y participar sobre la base de sus creencias, pero respetando comprendiendo el derecho de las demás personas a hacer lo mismo”. 

El documento recuerda que “lamentablemente, han habido casos donde la libertad de conciencia de los cristianos no ha sido protegida y han perdido sus trabajos”. “Entre los Derechos Humanos se encuentran como protegidas la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión y de expresión”. Por lo tanto, dicen, “se deben respetar los puntos de vista y protegerlos en la ley, además de encontrar caminos para acomodar los derechos de todas las personas”.