Ultima Hora

Impactante Señal: Jesucristo aparece entre las Nubes de una Tempestad para proteger Iglesia

Una iglesia de África Central sufrió un ataque terrorista el día 15 de marzo mientras participaban de una campaña de ayuno y oración de 21 días. Sin embargo, una milagrosa intervencion de Dios libró a los cristianos de la muerte y marcó para siempre sus vidas.

El pastor Musthafa estaba conduciendo el tercer día de campaña de oración en la iglesia Asamblea de Dios Amoroso, que contaba con una participación de casi 40 fieles, en su mayoría mujeres.

Según relatos del misionero Minoo Hussain, de la organización Bibles 4 Mideast, el pastor y la mayoría de los cristianos de esa iglesia antes fueron seguidores del islamismo.

Antes de iniciar la campaña de ayuno y oración dentro de la iglesia, el pastor Musthafa y su equipo invitaron valientemente a la vecindad musulmana para formar parte de los encuentros y aprovecharon de evangelizarlos.

– Ad –

Enfurecidos con la actitud de los evangélicos, los líderes musulmanes formaron un grupo con cerca de 30 personas para atacar a la iglesia. Al grito de “Allahu Akbar” (Dios es Grande”), los extremistas invadieron el salón de la iglesia y comenzaron a destruirla.

El pastor Musthafa sufrió una herida en el cuello con la espada de uno de los musulmanes. Sin embargo, él sintió que una “persona invisible” lo tomo por la espalda. Relata que esta persona invisible parecía ser un ángel vestido de guerra, cuenta el misionero Hussain.

Sin conseguir mantener su ataque, el extremista terminó hiriéndose con su propia espada. Los atacantes, ahora pálidos, comenzaron a azotar cristianos.

Inesperadamente, una fuerte tempestad fue formada alrededor de la iglesia. Grandes gotas de lluvia caían sobre los extremistas como piedras, generando un gran desorden entre ellos. Mientras tanto, los cristianos permanecieron secos y protegidos de la tempestad.

Todos pudieron ver que una gran nube protegía a los fieles de la lluvia. Los cristianos vieron a Jesucristo en la nube y cayeron de rodillas, exclamando: “Aleluya!”.

– Ad –

“Como siempre, con nuestro Dios, el milagro fue notable por el hecho de que la región es seca. El suelo sediento absorvió toda el agua”, cuenta el misionero.

Viendo que los cristianos estaban protegidos de la tempestad, los musulmanes intentaron huír para resguardarse. Sin embargo, fueron golpeados por piedras de granizo que les causaron aún más dolor que las gotas de lluvia.

Intentando escapar, sus piernas quedaron presas del barro. La lluvia cayó solo en las inmediaciones de la iglesia, y no golpeó otras áreas de la región.

En pocos minutos, la lluvia terminó y la nube desapareció. Los cristianos quedaron maravillados con la milagrosa intervención de Dios y permanecieron en ayuno y oración durante toda la tarde, sentados en las ruinas de la iglesia.

Fuente: Guiame

About the author

YangLYNDA30