General

GUARDIA NACIONAL BOLIVARIANA SOSPECHOSA DEL ASESINATO A DOS EVANGÉLICOS EN VENEZUELA

01.02.2017 18:39

Los cuerpos de los dos evangélicos han sido encontrados la tarde del pasado Lunes a orillas del lago o embalse Taiguaiguay, en la jurisdicción del municipio Lamas, los cuerpos han sido identificados como Carlos Alberto Colmenares Basulto de 27 años de edad y Rafael Antonio Bández Castillo con 38 años de edad.

Según el testimonio de las familias estas dos personas fueron sacadas de su casa por 3 agentes uniformados con ropa de la policía de Venezuela o Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Su familia a puesto sus sospechas en este cuerpo de policía y lo acusa del asesinato de sus familiares, afirman también tener fotos y videos que demuestran cómo estos agentes irrumpieron y se llevaron a sus familiares.

Ellos han calificado la noche del pasado jueves 26 de enero como una “noche de Terror” en la que el pretexto para llevarse a los jóvenes fue el haber realizado unos “disparos al aire” lo cual no se ha podido confirmar. Luis Alberto Colmenares, padre de una de las víctimas, preocupado por el estado de sus familiares se dirigió a la comisaria o comandos del GNB, donde le dijeron que no sabían nada.

Días más tarde se encontraría el cuerpo de sus familiares en avanzado estado de descomposición y con impactos de bala en sus cuerpos. La familia entonces dirigió sus sospechas ante este cuerpo de policía venezolano, de los que sin fiarse grabaron en video la acción de estos, la Fiscalía y el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) se ocupa de la investigación.

Su familia ha indicado que estos dos jóvenes eran cristianos evangélicos y muy trabajadores además de ser muy queridos y respetados en su comunidad. Pero este crimen ha truncado en un día sus planes de presente y futuro, dejando a sus familiares muy dolidos por sus muertes.

Las posibilidades de que se resuelva este crimen son solo del 10% dado que en Venezuela más del 90% de los casos quedan sin resolver. Es por este motivo por el que Venezuela está situada en la lista de persecución al cristianismo, dado que en este país los crímenes políticos e ideológicos quedan impunes, además de la corriente comunista, la cual aborrece al cristianismo.

Las causas del crimen pueden ir desde las religiosas, hasta las políticas y no podemos asegurar la no complicidad de mandatarios gubernamentales en la muerte de estos. Pero la pasividad del gobierno venezolano en proteger las libertades individuales queda en entredicho, como ya han demostrado en numerosas ocasiones y se puede afirmar por la falta de libertad existente en Venezuela actualmente, en el que se puede ver que este país se ha convertido en una Dictadura.

En Venezuela se producen más muertes que en países en guerra como Ucrania o Irak siendo los datos oficiales de 91,8 homicidios por cada 100.000 habitantes en este último año. El estado se preocupa bien poco de investigarlos y solo se justifica, por lo que ¿cuantos crímenes contra los que se reconocen cristianos o ejercitan el evangelio habrán sucedido?

No se puede saber, dado que la política que actualmente se ejercita es la de adoración a su líder y represión a toda oposición existente, como se puede ver en mayor escala y más cruel en Corea del Norte. Muchos medios internacionales que han intentado entrar en Venezuela para informar de la situación de este país y sus condiciones han sido amenazados y han tenido que aumentar las protecciones.

En Venezuela muchos se han acostumbrado a la injusticia, pero la justicia y la verdad acabaran aflorando, ya sea ahora o más tarde. Porque ningún crimen se queda impune, porque aunque esta justicia que tenemos en el mundo sea imperfecta la de los cielos es perfecta y justa, y todo aquel que no se arrepiente de sus actos antes de su muerte, se puede considerar condenado.

Apocalipsis 21:8

Mas a los temerosos, e incrédulos, a los abominables, y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo de fuego y de azufre, que es la muerte segunda.

Salmos 119:160-165

160 El principio de tu palabra es la misma verdad; y eterno es todo juicio de tu justicia.

161 SIN Príncipes me han perseguido sin causa; mas mi corazón tuvo miedo de tus palabras.

162 Me gozo sobre tu dicho, como el que halla muchos despojos.

163 La mentira aborrezco y abomino; tu ley amo.

164 Siete veces al día te alabo sobre los juicios de tu justicia.

165 Mucha paz tienen los que aman tu ley; y no hay para ellos tropiezo.

About the author

Johns24Cassandra