Donald Trump dice que “siempre” protegerá a las personas de fe

SANTIAGO, CHILE. – Pastores evangélicos de Chile se han pronunciado en contra de Eduardo Durán, Obispo de la Catedral Evangélica de Santiago, luego que este detallara ante la Fiscalía que recibe 45 mil dólares (30 millones de pesos chilenos) aproximadamente en diezmo al mes.

 Desde 2018 se desarrolla un proceso de investigación judicial por parte de la Fiscalía de Alta Complejidad en contra del obispo Durán, debido a la inconsistencia entre su millonaria fortuna y los ingresos que debiera percibir, a raíz de eso, el obispo declaro como imputado que recibía 30 millones de pesos chilenos (45 mil dólares aproximadamente) en diezmos

El obispo Durán Castro, hizó estas declaraciones el pasado 23 de enero, oportunidad en la que reveló las millonarias cifras que recibe de parte de los fieles de la Catedral Evangélica de Chile. Durán detalló que un poco menos de la mitad de este monto lo entrega a 10 pastores, para ser utilizados para los gastos de su iglesia. A la vez, poco más de 9 millones de pesos los reparte entre su sobrina, su hija e hijo (este último es el diputado de Renovación Nacional, Eduardo Durán). La cifra restante, cerca de 13 millones de pesos, son para uso personal.

Durán rodeado de riquezas

En la investigación se detalla que Durán es dueño de ocho vehículos -entre ellos dos modelos Ford de los años 20- y 12 propiedades, cuyo avalúo fiscal asciende a 1.152 millones de pesos, cifra que puede duplicarse a precio de mercado. A la vez, se destaca en el documento que varios líderes religiosos coincidieron en que “Durán antes de ser pastor (…) mantenía una vida económica regular, con un bien raíz en Estación Central, y no el millonario patrimonio que hoy posee”.

Pastores evangélicos lo critican

“No es ética esa forma de actuar del señor (Eduardo) Durán”, dijo el obispo Bernardo Cartes, líder la Iglesia Metodista Pentecostal de Derecho Público.

Cartes, quien declaró en este caso el año pasado, en calidad de testigo ante la Policía de Investigaciones de Chile, que “todos nuestros pastores son gente modesta que viven con $ 1 millón, algunos con $ 2 millones, otros con $ 500 mil, iglesias pequeñas, pero no tenemos cifras catastróficas de uno que gane $ 10 millones”.

 “En lo personal, veo un tema ético aquí, hay ciertos montos que tampoco están regulados (…) y eso, lógicamente, se puede prestar para muchas cosas. Pienso que sobre $ 5 millones para un pastor es excesivo”, dijo el secretario de la Mesa Ampliada Evangélica, el pastor Erwin Castro.

El pastor Jorge Cárdenas, de la Iglesia Evangélica Presbiteriana, señaló que lo que recibe Durán “no es algo general, lo que pasa es que la cultura chilena confunde a todos los evangélicos con lo mismo, y no son todos iguales”.

 “Es probable que él sea el único obispo en Chile que tiene esos niveles de ingresos. El problema está en que como él es el obispo de la Iglesia Evangélica más conocida, al menos por la población no evangélica en Chile, da la impresión de que son todos los pastores los que se están llenando los bolsillos, cuando la realidad pastoral es muy distinta”, dijo el diputado Pablo Vidal, hijo de pastores evangélicos.

Durán, es el tercer obispo en la historia de la Catedral Evangélica de Chile, al igual que los obispos anteriores Manuel Umaña Salinas y Javier Vásquez Valencia, (que en paz descansen), quienes pastorearon la Iglesia protestante.

Fuente: La Tercera, El Dinamo y El Mostrador

Leave a Comment